El calentamiento global hará que aumente el riesgo de sufrir incendios

27/08/2019

El cambio climático no enciende la mecha, pero sí facilitará que las llamas de un incendio se propaguen con mayor facilidad y sus efectos sean más devastadores y los incendios sean más difíciles de controlar, señalan las personas expertas.

Que el cambio climático afecta al territorio es una constatación «científica». En las islas lo notaremos, especialmente en las zonas de medianías y cumbres más altas. «porque hay un mayor riesgo de desertificación, de sufrir sequías y que el terreno se vuelva más árido». Todo ello hará que se propaguen los incendios de forma «más fácil» y que sean «más agresivos». Así resume el futuro inmediato Aridane González, presidente del Comité Científico para el Cambio Climático y la Economía Circular y Azul de Canarias. No es la única voz que advierte de las consecuencias del calentamiento global y su relación con los fuegos forestales.

El científico Pedro Dorta, de la Universidad de La laguna, experto en climatología y desastres naturales, recuerda que el riesgo de incendios y de que estos prosperen «se incrementará» en Canarias porque «el Sáhara se esta calentando más rápidamente que el Océano Atlántico. La masa sahariana es responsable del calor y las temperaturas cada vez más altas en las islas» y eso aumenta el riesgo de incendios.

Dorta advierte de que el cambio no provoca un incendio. El fuego, salvo causas naturales, y en los últimas dos décadas solo un incendio tuvo como causante un rayo, es obra de la mano humana. Sin embargo, la climatología sí influye en el desarrollo del fuego, igual que las condiciones de la masa forestal y el terreno.

«Nos enfrentamos a situaciones de más calor y ese es el caldo de cultivo» para los incendios, señala el experto. El problema, añade, es que no hemos atendido las consecuencias del calentamiento global, que la sociedad no ha hecho prácticamente nada para evitarlo. «El planeta se sigue calentado y vivimos igual que siempre, abusando más de los recursos que tenemos y viviendo por encima de las posibilidades del planeta», advierte Dorta.

El experto el climatología explica que el incremento de las temperaturas tendrá como consecuencia el aumento del las olas de calor y éstas son una de las causas por la que los incendio se propagan con mayor facilidad.

Pero «los incendios no se producen solo por el calentamiento del planeta, también porque desde el punto de vista social y socioeconómico en Canarias y las regiones mediterráneas se ha abandonado el campo, al que no le sacamos partido directo y por ese abandono la vegetación que surge es espontánea, sin control. En las islas, además, coincide la estación cálida con la estación seca, en verano baja la humedad y eso aumenta la combustión».

Consecuencias

Las condiciones climáticas extremas, como a las que nos exponemos por el calentamiento global, hacen que los incendios, si alcanzan un «determinado tamaño» son «prácticamente imposibles de apagar por muchos medios que tengamos», añade Pedro Dorta. «Esos grandes incendios tienen una capacidad de desarrollo y unas velocidades de desarrollo» enormes. Son los llamado incendios de sexta generación, descontrolados, como el que acabamos de sufrir, y muy difíciles de combatir.

  • 1

    ¿Le parece suficiente el millón de euros aprobado por el Consejo de Ministros para ayudar a las zonas afectadas por los incendios del verano en Gran Canaria?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados