Denuncian la muerte cruel de las cabras en las apañadas

    Cargando reproductor ...
30/01/2020

El partido animalista Pacma denuncia el trato que se le da a las cabras por parte de los Cabildos de Gran Canaria y Tenerife en las apañadas que se están realizando en lugares protegidos en las islas.

Como ejemplo de la «crueldad de las apañadas», ha difundido en sus redes sociales un vídeo en el que se provoca que una cabra se despeñe en la zona de Güigüi, en Gran Canaria, y es rematada por uno de los operarios con un palo, según describe Pacma.

En su comunicado, Pacma explica que las apañadas que se llevan a cabo en esta isla para controlar a la población de cabras mediante su captura tienen como principal resultado la violenta muerte de muchos de estos animales.

«El equipo de PACMA en esta isla fue testigo de la crueldad en la realización de una de estas capturas de cabras y lo documentó en un vídeo. En las imágenes grabadas por las voluntarias en la zona de Güigüi se ve a una cabra huyendo desesperadamente de los perros junto a su cabrito por una ladera escarpada. Tras momentos de agonía, en los que los hombres que realizan la apañada esperan ansiosos a ver si cae por sí sola, la cabra se despeña por la ladera, de 12 metros de altura, con una soga atada al cuello».

«El vídeo es una prueba fehaciente de que este método supone es cruel y únicamente provoca sufrimiento y estrés en estos animales, además de una muerte dolorosa en muchas ocasiones», afirma Pacma.

«Tras el suceso, uno de los hombres le propina un golpe seco con un palo a la cabra, y el grupo comienza a increpar a las voluntarias para que dejen de grabar, mientras de fondo se escuchaban los chillidos de los animales, acorralados. Estos hombres consiguen impedir que continúen grabando y documentando la siguiente atrocidad: apedrean a otra de las cabras, que también cae y se rompe el cuello en el acto».

Denuncian la muerte cruel de las cabras en las apañadas

«Estas imágenes demuestran que las apañadas no son, como se argumenta, una alternativa válida a las batidas (en las que se exterminaba a tiros a las cabras), sino un método de control cruel, que ocasiona daños irreparables a estos animales y donde no se tiene en cuenta en ningún momento su bienestar», asevera la organización animalista.

«Las apañadas, un método de control cruel y violento»

Según Pacma, las apañadas consisten en la captura y retirada del mayor número posible de estos animales semisalvajes, y se llevan a cabo por parte de pastores, cazadores y otros voluntarios del mundo rural. En principio, supone una alternativa a las batidas, método al que sustituyó en 2018. «Sin embargo, no se conoce adónde se traslada a las cabras, aspecto que ya intentamos conocer ese mismo año solicitando una reunión con el Cabildo de la isla para, además, proponer alternativas de control poblacional ético. La sostenibilidad, la protección de la biodiversidad y la salud de personas y animales son los argumentos para llevar a cabo esta práctica, pero, como constatan las imágenes grabadas por nuestras voluntarias, nada más lejos de la realidad», asevera el partido, informando que se presentará un informe en el Cabildo.

«Ante esto, desde PACMA presentaremos al Cabildo de Gran Canaria un informe con una propuesta de control ético para la población de cabras en la isla. No dejaremos de luchar por que el control poblacional se lleve a cabo de manera respetuosa y sin sufrimiento para los animales», concluye el partido animalista