De las 10 masas de acuíferos, 8 presentan mal estado químico

13/08/2018

La contaminación por nitratos y la intrusión salina son las dos presiones principales sobre la salud de las bolsas subterráneas. El proyecto del Plan Hidrológico propone una prorroga, hasta 2027, para cumplir los objetivos ambientales

Hasta ocho de las diez masas de agua subterránea de la isla presentan hoy un mal estado químico, según los resultados de las analíticas y test analizados en la propuesta de proyecto del Plan Hidrológico 2015-2021 de Gran Canaria que el Gobierno regional somete a información pública, un documento que propone para todas una prorroga en el plazo previsto por la normativa europea para lograr su descontaminación, que se extiende hasta 2027.

La contaminación difusa que generan los nitratos «de fuentes agrarias, urbanas y ganaderas» supone la principal presión sobre las masas de agua subterránea, siendo la Oeste (La Aldea) la más afectada. No obstante, por el histórico de datos disponible, el Plan cuenta siete masas en riesgo de incumplir los objetivos medioambientales debido a los nitratos. Son las bolsas del Noroeste, Norte, Noreste, Este, Sureste, Suroeste y Oeste. En ellas propone un programa de medidas para invertir la tendencia y llegar al 75% del valor umbral que fija la norma (37,5 miligramos por litro en vez de los 50 que superan todas esas bolsas).

En el caso de las masas costeras (Noroeste, Norte, Noreste, Este, Sureste, Suroeste y Oeste) calificadas en mal estado químico como consecuencia de la elevada concentración de nitratos se establece un seguimiento operativo anual.

Respecto a los nitratos, «a medio plazo no es previsible que se invierta la tendencia» porque «a pesar de que se continúen tomando medidas para reducir la entrada, los periodos de recuperación del acuífero son largos», indica el documento.

El Plan que se somete a información pública y a audiencia de las administraciones y particulares detalla que esos plazos son largos debido al «gran volumen de agua afectada por la contaminación» y a que «se requiere una cuantía de recarga considerable con bajos contenidos en nitratos que ayuden a rebajar la concentración».

En la masa Noroeste (Gáldar y Guía bajo la cota 300) la tendencia de concentración de nitratos entre los años 2000 y 2016 es decreciente, en las del Norte, Sureste, Suroeste y Este (Telde bajo la cota 300) es creciente y en la Noreste se ha estabilizado. Pero en la más afectada, la Oeste, la tendencia «no solo es creciente, sino que se considera difícil alcanzar a corto y medio plazo el buen estado químico».

Por otro lado, el Plan Hidrológico también detecta riesgo por salinización en las 8 masas costeras, para las que también establece un seguimiento operativo anual, aunque la única en la que la presión por la intrusión salina es «significativa» es la Suroeste, no identificada en riesgo en el pasado ciclo de planificación hidrológica. La tendencia es ascendente en los tres puntos de control estudiados.

En las masas Noroeste, Oeste y Sureste la tendencia a la salinización es descendente, se ha estabilizado en la Norte y en las bolsas Noreste y Este no se aprecian procesos activos de intrusión salina. Y en la del Sur, aunque no hay evidencias de procesos activos de intrusión, el único punto en el que se han detectado carece de datos posteriores al año 2009.

Metales y otros. El Plan Hidrológico explica que debido a la ausencia de información sobre algunos de los parámetros químicos (sobre todo metales) de las masas de agua subterránea «se pospone para el tercer ciclo de planificación», el de 2022-2027, la caracterización de algunos de ellos, «como arsénico, cadmio, mercurio, plomo, nitrito, fluoruro y sustancias sintéticas».

  • 1

    ¿Le parece oportuno que la Armada exhiba las mayores maniobras del año en la playa de Las Canteras?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados