De la escopeta a la gambuesa social

20/05/2018

Cabildo y colectivos coordinan apañadas gigantes para sacar las cabras guaniles del paisaje protegido de Guguy sin pegar ni un solo tiro. En agosto harán balance ante la UE, pero Medio Ambiente tiene claro que este es el modelo a seguir

Ni una bala más en Guguy, pero tampoco ningún balido. Esas son las máximas que guían la nueva estrategia diseñada por Medio Ambiente en el Cabildo para sacar las cabras asilvestradas del espacio protegido. Esos paisajes conservan 87 plantas endémicas de Canarias, 12 de las cuales están en riesgo de extinción, y el problema es que unas y otras forman parte de la dieta alimenticia de este ganado guanil. Los expertos recomiendan un método expeditivo: la batida con armas. Y el Cabildo la aplicó, pero la gente se le echó encima, de ahí que Medio Ambiente haya optado por cambiar el rumbo. El objetivo es el mismo, sacar las cabras, pero sin tiros. ¿Cómo? Implicando en el reto a toda la sociedad, en este caso, a la aldeana.

«Es urgente y prioritario quitar esos animales, pero el método lo estamos pactando con el pueblo», se explica el consejero insular de Medio Ambiente, Miguel Ángel Rodríguez. De ahí la idea de la gambuesa social. Gambuesa es una palabra canaria que alude al corral de piedra en el que, durante la apañada, se recoge al ganado que se cría suelto. Y lo de social viene por la implicación de todos: pastores, jurrias (colectivos de salto del pastor), cazadores, vecinos de a pie y técnicos.

«Estamos expectantes, esperamos que dé resultados, nos jugamos mucho», confiesa el presidente del Cabildo, Antonio Morales, que deja claro que «lo importante es garantizar la protección de la biodiversidad». En ese sentido, entre las ventajas que le ve a este modelo está la posibilidad de formar al ciudadano. «Hay demasiada sensibilidad con algunos animales y muy poca para otros».

Y la fórmula pactada es la de las apañadas, que las retira, pero vivas. Este año hay 75 personas autorizadas para practicarlas en la isla. Pero las urgencias están en Guguy. El último censo oficial cifró en 300 las cabras que pastan en sus predios y la Unión Europea, que financió un proyecto Life para recuperar los bosques endémicos de cedros, brezales y pinos de este paraje aldeano, ha pedido que en agosto se le haga balance.

El reto está echado. Este mismo viernes se reunieron todos los colectivos en La Aldea con el técnico de Medio Ambiente del Cabildo que les asesora. Preparan varias apañadas gigantes, de varios días de duración. Han seleccionado un cauce de barranco que hará las veces de gambuesa gigante. «No sé si al final lograremos o no convencer a Europa, pero ahora trabajamos todos juntos, de la mano, y ya eso es un éxito», apunta Rodríguez.

De 212 cabras retiradas, 40 estaban en Guguy

Rodríguez y los técnicos no pueden garantizar cifras, pero sí tienen datos como para confiar en resultados. Desde septiembre de 2017 a febrero de 2018 se retiraron de los paisajes de Gran Canaria 212 cabras asilvestradas, 40 de ellas en Guguy. «Hemos capturado un 20% y la tendencia es que vayamos a más», sostiene el consejero. Además, aclaran los técnicos del área que esos 212 animales se cogieron por el método de la entresaca, que es un modelo de apañada realizado por un número reducido de personas que entaliscan (arrinconar en un risco) a las cabras con ayuda de perros y que luego, una vez el animal sin salida, lo sacan con un lazo y lo retiran. Esta fórmula es más quirúrgica y más lenta, se sacan una a una, y así y todo, se han capturado 212. Por eso en Medio Ambiente tienen muchas esperanzas en las apañadas, en las que participan más gentes y lo normal es que se retiren más cabras. ¿Y qué pasa si no se llega al objetivo? «Que la UE no puede marcar la política medioambiental que se hace en Gran Canaria; más importante que convencer a la UE de la eficacia de este modelo es implicar al ciudadano en la resolución de los problemas ambientales», afirma el consejero, convencido de esta nueva forma de gobernanza del medio natural basada en el principio de que es el pueblo el que ha de custodiar su propio territorio. «Antes la política solo se hacía desde el saber científico y académico, y se olvidaba del saber popular; ahora la gente se sentirá parte de la solución».

  • 1

    ¿Le parece suficiente el apoyo de las instituciones al desarrollo de los canarios que viven en entornos rurales?

    Sí.
    No.
    Ns /Nc.
    Votar Ver Resultados