Incendios de Gran Canaria

Cruz Roja atendió en albergues a 1.700 evacuados

27/08/2019

Cruz Roja atendió en los diferentes albergues habilitados en Gran Canaria a más de 1.700 personas que fueron evacuadas de sus casas ante la amenaza de los fuegos declarados en la isla en las últimas semanas.

La organización humanitaria ha informado este martes en un comunicado de que unos 450 voluntarios de Gran Canaria, Lanzarote, La Palma, Fuerteventura y Tenerife colaboraron en este amplio dispositivo de emergencias, que estuvo operativo desde el pasado 10 de agosto, cuando se inició en Artenara el primero de los tres incendios forestales que han afectado a la isla, al que siguió, dos días después, el de Cazadores (Telde), y, el 17 de agosto, el gran fuego de Valleseco.

Además de brindar apoyo en las labores de evacuación de las personas con movilidad reducida, Cruz Roja ayudó a gestionar traslados a domicilios de familiares, amigos y vecinos que se ofrecieron a alojar a las personas, y a residencias sanitarias y centros hospitalarios para aquellas personas que por sus circunstancias personales necesitaban cuidados especiales.

Una intervención que también se llevó a cabo cuando se autorizó el realojo a los distintos núcleos poblacionales que hubo que abandonar por seguridad.

En los albergues que gestionó directamente, la organización humanitaria ofreció a más de 1.700 personas camas, mantas, sábanas, toallas, ropa de vestir, alimentos y kits de higiene personal. Además, prestó apoyo logístico al resto de albergues que se instalaron en diferentes municipios afectados.

Cruz Roja atendió en albergues a 1.700 evacuados

En colaboración con el Ayuntamiento de San Mateo y el Colegio Oficial de Veterinarios de Las Palmas, Cruz Roja acondicionó un espacio para las mascotas de las personas albergadas con el fin de que estos animales pudieran estar cerca de sus dueños y hacerles menos traumática la situación.

De igual forma, el personal de Cruz Roja brindó apoyo psicosocial a los desplazados por el fuego que pernoctaron en los albergues habilitados en San Mateo, Teror y Valleseco, a quienes acompañó y escuchó para evitar su soledad en los momentos más difíciles.

Además, por encargo del Gobierno de Canarias, Cruz Roja Española se hizo cargo de la logística de avituallamiento para los equipos de extinción y para todos los intervinientes en la emergencia, a quienes facilitó desayuno, almuerzo y cena, además de agua, bebidas, mantas, kits de higiene personal, entre otras demandas.

Cruz Roja atendió en albergues a 1.700 evacuados

La organización humanitaria ha reconocido y agradecido "la enorme marea de solidaridad" que ha recibido desde la sociedad en general, empresas, administraciones públicas y colegios profesionales.

También ha agradecido "a todo el voluntariado y personal laboral de Cruz Roja que durante estos intensos días han demostrado, una vez más, el compromiso solidario que llevan en su corazón".

"Sin ellos habría sido imposible haber dado respuesta a todas las necesidades de las personas, familias e intervinientes", recalca la nota.