Capturadas 210 cabras abandonadas en cinco meses

02/03/2018

Las apañadas autorizadas por el Cabildo de Gran Canaria han capturado en cinco meses, de septiembre a febrero, 210 cabras asilvestradas en espacios naturales protegidos de la isla, si bien solo 110 han podido ser certificadas por la corporación.

El consejero de Medio Ambiente, Miguel Ángel Rodríguez, junto al técnico del servicio de este área Didac Díaz y al experto ambiental que colabora con la institución Marco Díaz Bertrana han informado del resultado de estos trabajos realizados a partir del plan de control de las cabras asilvestradas en la red de espacios naturales protegidos de la isla.

Rodríguez ha destacado que en estos meses se han centrado de manera especial en la reserva natural de Guguy para evitar que estos animales pongan en peligro las repoblaciones de árboles que se ha efectuado en la zona, donde se han plantado más de 20.000 para recuperar el antiguo bosque de su macizo.

Así, solo en este espacio se han podido capturar 39 animales en nueve apañadas en las que ha colaborado el Cabildo, y 30 más en otras en las que no intervino, lo que representan un 20 por ciento de la población que se calcula que existe en esta zona protegida de la isla, 300 ejemplares, ha indicado Díaz.

El técnico ha informado de que se ha iniciado un estudio de estos animales en la reserva de Guguy mediante avistamientos para saber cuántos ejemplares habitan en ella y también se han instalado GPS en algunos para conocer su comportamiento con el fin de facilitar las capturas.

Los censos se seguirán haciendo y con ellos, según Díaz, se podrá conocer la población de cabras asilvestradas en la isla.

Díaz ha destacado el aumento de solicitudes para participar en apañadas, ya que en la última convocatoria de septiembre se registraron 53 peticiones frente a las 20 de 2016, y ha anunciado una nueva convocatoria en marzo que incluirá de nuevo los espacios protegidos de Guguy, Tamadaba y el Nublo, pero también se ampliará al parque natural de Pilancones y al monumento natural de Tauro.

Díaz Bertrana ha explicado que de las 53 autorizaciones para apañadas, el Cabildo ha podido controlar 20 que contaron con la corporación para llevar a cabo 29 salidas al campo.

Ha detallado que en la reserva natural de Guguy se han hecho nueve acciones que permitieron coger 24 cabras; en el parque natural de Tamadaba, seis y se cogieron 26 animales; y en el parque rural del Nublo, 14, que dieron como resultado la captura de 47.

En Guguy, en concreto, se cogieron 24 cabras, ocho machos y siete baifos, ha señalado Díaz Bertrana, quien sobre todo ha hecho hincapié en que se trata de una zona muy abrupta y, por lo tanto, muy complicada para efectuar las capturas, por lo que ha agradecido el esfuerzo de los apañadores y sus perros para atrapar cabras.

Las cabras que se capturan solo se pueden destinar al autoconsumo, si bien se está en negociaciones para tratar de cambiar la ley para que los captores puedan introducir estos animales en sus ganados.

El consejero de Medio Ambiente se ha mostrado confiado en que el método de las apañadas que se practica en Gran Canaria puede ser válido para solucionar el problema de los animales asilvestrados en otros lugares, si bien ha señalado que es preciso introducir acciones complementarias para que sea más efectivo y en ellas se está trabajando.

Así mismo, tanto el consejero como los técnicos han incidido en que la colaboración ciudadana y, en especial, la rural, es fundamental para abordar esta problemática por su repercusión en el medio ambiente, ya que estos animales suponen una amenaza para la flora autóctona de la isla y sobre todo para la que está en peligro de extinción.