187 especies de hongos viven en 30 hectáreas de la Finca de Osorio

01/12/2018

La Sociedad Micológica de Gran Canaria celebra entre hoy y mañana en Teror la 26 edición de sus jornadas micológicas. Hace 30 años que la sociedad comenzó su labor de estudio

ETIQUETAS:

La Sociedad Micológica de Gran Canaria celebra este fin de semana en la Finca de Osorio, en Teror, la 26 edición de las Jornadas Micológicas de Gran Canaria, que en realidad suman «30 años de setas», como apunta la sociedad en el cartel anunciador elaborado expresamente para el encuentro, y el que destaca la Clinoconidium lezcani sobre fruto Barbusano, nueva especie para la ciencia dedicada a Pedro Lezcano.

Además de las charlas para ponerse al día expertos en micología y visitantes, la Sociedad Micológica de Gran Canaria tiene prevista una exposición de hongos de Gran Canaria; una exposición de fibras teñidas son hongos tintóreos; y un cursillo básico de iniciación a la identificación de setas.

Vicente Escobio, presidente de la Sociedad Micológica de Gran Canaria, explica que «este año pocas son las novedades» con que se llega a la 26 edición de las Jornadas Micológicas. Pero quizás una de las novedades radique en que después de años de encuentros fuera de Teror, la Sociedad vuelve a la Finca de Osorio, el lugar donde tradicionalmente se ha celebrado este encuentro anual. En todo caso, «presentamos el número de hongos que hay en Osorio, un número interesante pues se llega ya a las 187 especies, eso en 30 hectáreas de trabajo, siendo uno de los sitios de Canarias que más especies tiene y una de las zonas más interesantes».

Para Vicente Escobio es motivo de alegría volver a la Finca de Osorio después de unos años en los que no fue posible por obras y otros motivos. «Ahora volvemos a Osorio, donde siempre estuvimos».

Además, recuerda el presidente de la Sociedad Micológica de Gran Canaria que «celebramos una cifra redonda, porque en realidad empezamos en 1988, hace 30 años; 30 años de setas en Gran Canaria, aunque es verdad que ha habido años de sequía y de menos setas».

Este año, dice Vicente Escobio está siendo bueno. «Empezó a llover en noviembre y la frecuencia de setas es buena, ya estamos encontrando cosas raras, especies diferentes de champiñones que ni siquiera conocemos, seguramente por el tipo de humedad, temperatura y el tiempo», afirma este experto micólogo.

Factores climatológicos. Y es que, resalta Escobio, la aparición de un tipo de hongo o de otro en Gran Canaria depende de muchos factores. «Aunque llueva, no significa nada; cuando vas a una zona, a lo mejor ha caído mucha lluvia, pero hay altas temperaturas», lo que influye negativamente, y «esas variaciones pueden marcar las diferentes especies».

Además, «cada vez hay más gente que sale al monte a buscar setas, gente preparada», advierte Escobio, sobre todo porque hay que ser prudente si la finalidad es cocinar alguna de las especies comestibles.

  • 1

    ¿Cómo valora la gestión del incendio del Gobierno de Canarias?

    Buena
    Regular
    Mala
    Ns / Nc
    Votar Ver Resultados