Patrimonio de la Humanidad

Gran Canaria inaugura la réplica de la cueva de Risco Caído

    Cargando reproductor ...
19/06/2020

Gran Canaria inauguró este viernes, 19 de junio, la réplica de la cueva de Risco Caído, el enclave declarado Patrimonio de la Humanidad.

El presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, y el director del Paisaje Cultural de las Montañas Sagradas de Gran Canaria, José de León, han inaugurado este viernes la cueva facsímil de Risco Caído, el enclave de origen prehispánico donde los rayos del sol marcan los equinoccios y el solsticio de verano que la Unesco protegió hace un año como Patrimonio de la Humanidad.

El equipo de Factum Arte concluyó a mediados de enero de este 2020 en Artenara los últimos retoques del facsímil del marcador astronómico aborigen.

El Cabildo se encargó después de acometer los trabajos para la accesibilidad y la reproducción del efecto lumínico en el almogarén.

El facsímil ha sido ensamblado y anclado en un espacio excavado en la piedra en el interior del Centro de Interpretación de Risco Caído y las Montañas Sagradas de Gran Canaria, en el pueblo de Artenara.

La declaración del estado de alarma por el coronavirus, el 14 de marzo, han provocado el retraso en varios meses en su inauguración.

En el interior de esta réplica de la cueva se recreará mediante una proyección el fenómeno lumínico que provoca la irrupción de la luz solar en la cámara original entre los equinoccios de primavera y otoño, seis meses que se sintetizan en segundos para mostrar su interacción con los triángulos púbicos, cazoletas y grabados en bajo relieve presentes en la cueva.

Además, se representará el efecto que se produce determinados días del año en los que los rayos del sol parecen dibujar formas e incluso siluetas de apariencia humana. El viaje a las raíces ancestrales de la isla también simulará el momento en el que la luz de la luna llena penetra a través de la apertura que los aborígenes practicaron en la base de la parábola de Risco Caído.