Torres traslada a Madrid la urgencia de la licencia de Riu

24/07/2019

Ángel Víctor Torres recuerda al Gobierno central que están «en riesgo» muchos trabajadores y familias de La Oliva por la falta de respuesta al proyecto de renovación del hotel Oliva Beach.

El presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, trasladó ayer en Madrid al Ministerio de Transición Ecológica la «urgencia» de otorgar la licencia de obras al proyecto de renovación del hotel Oliva Beach, en Corralejo (La Oliva), debido a que están «muchos puestos de trabajo en riesgo» ante el anuncio de Riu de plantear un Expediente de Regulación de Empleo (ERE). La cadena propietaria informa esta mañana al comité de empresa los detalles del ERE que afectará a 383 trabajadores y que justifica por las pérdidas económicas registradas debido a los 19 meses de retraso de Costas a la hora de conceder el permiso de obras.

El presidente requirió que «cuanto antes» Costas presente los informes para agilizar la licencia de remodelación del hotel, además de solicitar aclaraciones finales a la secretaría general técnica y a la Abogacía del Estado a la vista de «las inesperadas complicaciones» de la tramitación del expediente de Riu en dominio público marítimo terrestre. Víctor Torres recordó que en la misma línea habían insistido el presidente canario saliente, el Cabildo Insular y el Ayuntamiento de La Oliva ante «la necesidad de que se busque cuanto ante una solución por que están en vilo muchos trabajadores y sus familias».

A las gestiones que ayer realizó el máximo mandatario regional, se sumó ayer en Madrid la de la senadora Paloma Hernández en la Abogacía del Estado. Desde el Cabildo majorero se confía en que ambas iniciativas tengan una respuesta positiva en breve.

Deterioro del hotel

A las gestiones de ayer en Madrid del presidente y la senadora, se añadió la defensa realizada por la patronal majorera Asofuer que entiende que el retraso de Costas a la hora de pronunciarse sobre el proyecto de remodelación de la cadena Riu para el establecimiento inaugurado en 1972 «pone en peligro la competitividad de la isla y el sustento de los trabajadores del sector», denuncia el presidente, Antonio Hormiga. Asofuer recuerda que las instalaciones del establecimiento se encuentran deterioradas y que precisan de una actuación «de urgencia para ganar en calidad y en competitivida», pero que «por la falta de agilidad e inacción de los técnicos de Costas está bloqueado» y cuya ejecución podría suponer una importante inyección al empleo de la zona. Sin embargo, recalca «nos encontramos con todo lo contrario, sin contestación al proyecto, abocando a un ERE que afectará a una plantilla de 383 empleados directos».

Hormiga lamenta que no sea el único proyecto relacionado con Fuerteventura que se encuentra bloqueado y asegura que la gestión de Costas «deja mucho que desear» porque está produciendo «grandes desequilibrios» en las zonas turísticas del país. «Mientras en lugares de Levante o Baleares abundan los chiringuitos en la playa y otras infraestructuras de diseño que cuentan con gran demanda porque aportan calidad y mayor atractivo turístico a la zona, apunta, en Fuerteventura, y en Canarias en general, son cientos los proyectos paralizados».

Los trabajadores guardan silencio

Hasta hoy, día en que Riu explicará los detalles del ERE, el comité de empresa del hotel Oliva Beach rechaza pronunciarse sobre esta amenaza sobre su futuro. De los 383 trabajadores, la mayoría trabaja desde 1972, cuando se inauguró el hotel principal y procede de La Oliva casco, Lajares y Villaverde.