Podemos apuesta por convertir a Acosta en presidente del Cabildo

11/06/2019

El aparato del partido bendice el pacto con PSOE y NC-AMF, aunque aún debe ser refrendado por los militantes. Los morados ponen como condición «un desarrollo sostenible y equilibrado» en el Plan Insular

A falta de ratificación definitiva por parte de los militantes de Podemos, el aparato del partido en la Maxorata no esconde ya sus intenciones de convertir a Blas Acosta (PSOE) en presidente del Cabildo de Fuerteventura durante la próxima legislatura. La moción de censura contra Lola García (CC), quien está llamada a tomar posesión como presidenta insular electa el viernes 21 de junio, sería apoyada por un total de doce consejeros: los siete del PSOE, los tres de NC-AMF y los dos de Podemos.

La sede morada en Puerto del Rosario acogía una asamblea «abarrotada» en horas de la tarde del pasado lunes para estudiar el acuerdo de gobierno a tres bandas en el Cabildo de Fuerteventura. «Si bien la decisión última habrá de ser ratificada mediante votación de la militancia, el partido ha abierto a sus militantes la posibilidad de conocer los términos del acuerdo y de despejar dudas sobre la relevancia de Podemos dentro del mismo», han señalado desde el aparato del partido en la isla.

Durante la asamblea, a la que asistieron representantes de los diferentes círculos del partido en Fuerteventura, se estudiaron «las posibilidades que se abren», así como «los puntos de acuerdo programáticos alcanzados para un posible pacto de progreso». Pero, entre los temas abordados junto a los militantes, destacó especialmente «el modelo de isla y el futuro plan de ordenación de la misma, de acuerdo a los principios de sostenibilidad, desarrollo equilibrado y participación que en Podemos se han defendido desde sus inicios».

Asimismo, los asistentes a la asamblea podemita estuvieron de acuerdo en «la necesidad de mejorar las herramientas de transparencia y de participación ciudadana de forma transversal, posibilitando la conversión de todas las consejerías de la institución cabildicia en herramientas transparentes y al servicio de la ciudadanía».

Por otra parte, los militantes asistentes a la asamblea morada también se manifestaron firmes a la hora de «no ceder ante las presiones de CC en sus diferentes disfraces, ni a los chantajes o lecciones de superioridad moral de quienes defienden posiciones autoritarias o chantajistas». En este sentido, «desplazar del gobierno insular las políticas del partido nacionalista es una oportunidad histórica», añadieron al respecto en la asamblea.