Personas con enfermedad mental podrán residir en un piso tutelado

26/08/2019

La Consejería de Bienestar Social del Cabildo destina 30.000 euros a la iniciativa desarrollada por la Asociación Majorera por la Salud Mental. Alonso destaca los beneficios del programa para la sociedad.

La Consejería de Bienestar Social del Cabildo de Fuerteventura, presidida por Víctor Alonso Falcón, destinará una partida total de 30.000 euros a un programa terapéutico de inserción social a través de un piso tutelado para personas con enfermedades psíquicas. «Uno de los problemas más acuciantes para los enfermos psíquicos en proceso de rehabilitación y/o integración es disponer de habilidades sociales necesarias para la convivencia y adquirir la suficiente autonomía personal para su necesaria normalización», señalan desde la mencionada consejería.

La presidenta de la Asociación Majorera por la Salud Mental (Asomasamen), Francisca Armas, manifestó que «se hace necesario el apoyo de la institución, en cumplimiento con los colectivos vulnerables, facilitando así el apoyo residencial normalizado». «Una herramienta terapéutica», según añadió Armas, «de gran eficacia para facilitar un espacio de encuentro entre la sociedad y este colectivo».

El convenio se firmó con dicha asociación porque «ha acreditado durante años su compromiso y dedicación a este colectivo de pacientes, a través de las colaboración con las entidades relacionadas con la salud mental para lograr la mejora de la salud del paciente psiquiátrico, entendida de modo global», señalaba el Cabildo. Asimismo, la asociación ha contribuido a «sensibilizar a la población en cuanto a la realidad actual de los enfermos mentales y sus familias», además de «actuar sobre la administración a fin de lograr de ella la mejora de derechos y ayudas de todo tipo para los pacientes psiquiátricos y sus familiares», tal y como recoge en sus estatutos. De hecho, la asociación cuenta «con un elenco de profesionales de acreditada experiencia en este campo», según el Cabildo.

El consejero Víctor Alonso señaló que, en virtud del convenio, «se aumentan medios materiales y logísticos para que la sociedad, organizada en ONG como Asomasamen, pueda abordar con garantías y profesionalidad sus objetivos y actúe como medios auxiliares de la administración en la tarea de la integración social y el bienestar de familias y ciudadanos». En este mismo sentido, añadió Alonso, «una sociedad sana y justa solo se hace con el concurso de todos y todas». A la firma del convenio asistió también la consejera de educación y Cultura, María Jesús de la Cruz.