Paseo triunfal por el aeropuerto al grito de ‘Welcome Angelina!’

    Cargando reproductor ...
25/10/2019

La estrella internacional llega a la Maxorata para comenzar el rodaje de ‘Los Eternos’. La actriz, protegida por un discreto dispositivo de seguridad, derrochó gran simpatía tras bajarse del avión

La estrella internacional Angelina Jolie ya está en la isla de Fuerteventura para el rodaje de la superproducción de Marvel Los eternos, cuyo escenario principal está instalado desde hace algunas semanas en el barranco de Malpaso (Betancuria), aunque también se grabarán tomas en otras localizaciones de la isla. La protagonista de la cinta llegó en torno a las tres de la tarde de este viernes al aeropuerto majorero protegida por un discreto dispositivo de seguridad, que incluía la escolta de varios agentes del cuerpo de la Policía Nacional.

En todo caso, y a diferencia de su exmarido Brad Pitt, quien apenas se dejó ver muy de lejos cuando estuvo en la Maxorata en mayo de 2016 para rodar Allied, Angelina Jolie no tuvo ningún reparo en hacer el recorrido a pie desde la escalinata del avión hasta el vehículo que la esperaba a las puertas del aeródromo para trasladarla hasta su alojamiento en un hotel de primera categoría en El Castillo. En la localidad turística tendrá algo de tiempo aún durante este fin de semana para aclimatarse a la isla y comenzar en plena forma el rodaje de Los eternos a partir del próximo lunes en Malpaso.

Aunque desde hacía días se especulaba con que estaba a punto de llegar, ni la hora ni el día exactos del desembarco de la actriz en Fuerteventura estaban confirmados; de ahí que no hubiera una marabunta de fans para recibirla. En las puertas de la terminal de llegadas, los que esperaban por el vuelo de familiares no salían de su asombro al ver a la protagonista de cintas como Maléfica, Alejandro Magno o Lara Croft, entre otros muchos títulos, andando como si fuera una pasajera más de los miles que cada día pasan por el aeródromo insular. Eso sí, una vez detectada y reconocida entre los efectivos de seguridad que la rodeaban, no fueron pocos los que se apresuraron a sacarse el móvil del bolsillo para grabar en vídeo su paseo triunfal hasta el coche que la esperaba en el exterior.

Aunque el recorrido de la actriz fue corto y apenas duró unos pocos minutos, dio lo suficiente de sí como para que la gente pudiera grabarla en vídeo, algo que los efectivos de seguridad que la protegían tampoco impidieron, siempre y cuando nadie tratara de acercarse más de lo razonable. La sencillez de la actriz quedó patente sobre todo en que, durante su recorrido a pie por las instalaciones aeroportuarias, en más de una ocasión sonrió y levantó su mano para saludar a algunas de las personas que la jaleaban desde la distancia prudencial que imponían los equipos de seguridad: «Welcome Angelina!», gritó una voz femenina desde detrás de las cámaras de móviles que seguían su paso, un cariñoso recibimiento que también le ofrecieron en castellano.