Los doce toneladas de comida social, desbloqueadas sin apoyo municipal

17/08/2019

El Banco de Alimentos autoriza a Refugio Majorero a repartirla desde hoy mismo entre las personas con cita en Servicios Sociales y, entre quienes no la tengan, a hacer su propia valoración

Desde hoy sábado, en la sede de Refugio Majorero, se reparte entre los necesitados parte de las doce toneladas de comida del Banco de Alimentos, boqueadas en los almacenes de la entidad desde el 30 de junio. La comida no se podía entregar porque el Ayuntamiento capitalino dejó de emitir los informes de derivación de un trabajador social para determinar qué familias debían ser beneficiarias, una colaboración que sí se venía prestando hasta el pasado mes de mayo.

Los responsables municipales defendieron la suspensión de esa colaboración apuntando a dos razones: que el Ayuntamiento en la actualidad no tiene personal suficiente; y que, en cualquier caso, la prestación de esa colaboración no es una «competencia legal» del Consistorio. Por su parte, los responsables de Refugio Majorero aseguran que «la normativa exige que sean los Servicios Sociales públicos los que hagan» dichos informes.

Al margen de la falta de entendimiento entre entidad social y responsables municipales, afortunadamente la comida social comenzará a ser repartida desde hoy mismo. «A pesar de la negativa de los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Puerto del Rosario a cumplir con su obligación de atender a las personas y familias más desfavorecidas, hemos recibido del Fondo Europeo de Garantía Agraria y del Banco de Alimentos de Las Palmas la autorización escrita para poder repartir los alimentos que tenemos en nuestros almacenes sin tener que devolverlos», asegura Refugio Majorero.

Los voluntarios de la entidad se esmeraban ayer por la mañana en organizar los alimentos para comenzar el reparto entre las numerosas familias que no los han podido recibir en últimos meses. «Ya estamos llamando a las personas y familias necesitadas para que vengan a recoger sus alimentos. Este mismo sábado [por hoy] haremos una entrega a todos cuantos cuenten con la simple cita de los Servicios Sociales del Ayuntamiento; y con aquellas familias que no tengan dicha cita, pero que puedan demostrar su situación de necesidad, nosotros mismos valoraremos dicha necesidad, conforme a la autorización escrita recibida», añaden. Refugio Majorero, además, valora «positivamente» y agradece «el esfuerzo realizado por la comisión del Fondo Europeo de Garantía Agraria, que tuvo que reunirse en sesión urgente y extraordinaria para tratar este único asunto, a pesar de estar de vacaciones».

Por tanto, según Refugio Majorero, pese a no contar con los informes de derivación de un trabajador social, la entidad estaría autorizada a repartir los alimentos entre las familias con cita pendiente en Servicios Sociales. Por otra parte, en el caso de aquellas sin cita con Servicios Sociales, la entidad estaría autorizada a hacer su propia valoración para determinar si realmente necesitan los alimentos.