Las zapatillas de Claudia llegan a Etiopía

20/10/2019

Claudia Torres Lillo hace balance de su segundo viaje solidario a África. El calzado deportivo acopiado en Gran Tarajal lo entregó a la misión de los salesianos de don Bosco en Debrit Zeit

ETIQUETAS:

Cuando aún conserva Etiopía en su retina, Claudia Torres Lillo (Gran Tarajal, 2002) ya está pensando en la expedición a Madagascar del próximo verano con la edición número 15 de España Rumbo al Sur, el proyecto solidario de Telmo Aldaz de la Quadra-Salcedo. .

En su segundo periplo por África con esta ong comandada por el sobrino del aventurero y periodista Miguel de la Quadra-Salcedo, la joven cooperante donó a la misión de los salesianos de don Bosco, en Debrit Seit, los 70 pares de zapatillas deportivas recopilados en colaboración con el gimnasio Esencia de Gran Tarajal, regentado por Diego Martín y que donaron desde todos los puntos de Fuerteventura. No fue la única actividad de cooperación que realizó: colaboró en la reconstrucción de los comedores infantiles de un colegio en Arkisho y en la ejecución de una calzada de piedras en un colegio de Muka Turi para que los alumnos pudieran acceder a las aulas sin los problemas que produce el encharcamiento debido a las lluvias frecuentes de la zona.

Las zapatillas de Claudia llegan a Etiopía

Los 1.500 euros del viaje a Etiopía, uno de los diez más pobres de África, salieron de la venta de boletos para un sorteo y de pulseras, más el patrocinio de varias empresas de Fuerteventura. En que se hiciera posible la donación de las zapatillas deportivas, colaboró Seur y Plan B group, que se encargaron del traslado a Madrid sin coste alguno. Desde allí, la expedición España Rumbo al Sur las llevó a Etiopía.

La mirada de Luci

De sus experiencias, que compara con las del primer viaje solidario a Uganda en 2018, Claudia Torre Lillo lo primero que refiere es pobreza, «mucha pobreza en la ciudades. Los niños están pidiendo continuamente». Nada más pisar el aeropuerto de Addis Abeba, se topó con que había rascacielos y edificios a medio construir «entre casas sencillas habitadas, pero con pocas infraestructuras en las que de noche alrededor de las pocas farolas se podían observar manadas de perros salvajes que rompían las bolsas de basura buscando comida y más alejado había fuegos encendidos con grupos entre diez o veinte personas que dormían en la calle».

Las zapatillas de Claudia llegan a Etiopía

Cuando quedó atrás la imagen más urbana de Etiopía, en el campo el país ofrecía un país completamente diferente . Por el día todo cambiaba al ver el paisaje verde, las cascadas de agua los prados con vacas y caballos que a todos nos recordaba al norte de España, porque estuvimos en la parte húmeda del país y ademas nos coincidió a finales y principios de agosto con las lluvias del monzón. Llovió prácticamente todos los días. No se parecía a la imagen árida que tenemos de África».

Las zapatillas de Claudia llegan a Etiopía

No todo fue lluvia. la joven cooperante de Gran Tarajal visitó a Luci, el primer homínido, en el museo nacional de Addis Abeba. «Una hembra de Austrolopitecus afarensis que era como tener un viaje al pasado de la humanidad delante mí». También conoció a Haile Gebrselassie, medallista olímpico etíope de atletismo que en un charla les transmitió los valores de superación, «que no importa dónde hayas nacido, que si tienes un sueño debes luchar por él y nos animó a todos a hacer atletismo y nos brindo una vuelta corriendo con él el estadio nacional de Addis Abeba».

Claudia sigue con Etiopía: «Me sorprendieron en Lalibela, en Dessie, las iglesias excavadas en el suelo». Durante todo el viaje con España rumbo al Sur, recibió conferencias a diario de misioneros, abogados, militares y escritores sobre temas históricos y de interés del país.