Siete Islas

Indignación por un vídeo de unos cazadores en Fuerteventura

04/11/2018

El vídeo grabado por ocho cazadores, en presencia de dos menores, en La Oliva el pasado fin de semana no solo ha reactivado el debate en las redes sociales y la denuncia de asociaciones animalistas, sino que ha visibilizado el problema del furtivismo y el exceso de caza en las islas.

ETIQUETAS:

Cazadores de Fuerteventura como los del vídeo muestran su enfado porque les han quitado un día, los jueves como denuncian en las imágenes, en la temporada de caza al limitarse el censo según la población de animales. Sin embargo, estos pueden ser denunciados porque supuestamente cazaron más conejos del cupo que deben, que son cuatro conejos por cazador en un día, y si van en cuadrilla 12 piezas; mientras que en la imágenes muestran orgullosos 52 conejos.

En la isla majorera ya finalizó la temporada de caza, que se desarrolla entre el 5 de agosto y el 28 de octubre. La asociación de cazadores de Fuerteventura y otras organizaciones animalistas han censurado el vídeo y el debate se ha trasladado a las redes sociales por el exceso de caza y la crudeza de las imágenes.

«Está situación está pasando en todas las islas porque hay mucha gente que no cumple las normas. Muchos cazadores están cazando cupos de conejos que no están autorizados. Eso va en detrimento del colectivo porque perjudica a todos en general, incluidos aquellos que sí cumplen las normas. Y luego se retratan porque en el vídeo salen dando una imagen dantesca», afirma Miguel Romero, técnico del Cabildo de Gran Canaria que coordina toda la actividad cinética en la isla.

El problema de los furtivos en las islas

«El furtivismo está presente en todas las islas, también en Gran Canaria, y eso afecta a todo el colectivo de cazadores. Hay cazadores que han sido sancionados de forma reiterada en las islas, incluso uno estuvo en la cárcel por el incumplimiento continuo de los cupos de capturas. Cazan sin licencia, cazan de noche, más cantidad de la cuenta... La temporada terminó en Gran Canaria, pero dependiendo de la población de cada isla termina antes o después», asevera el técnico del Cabildo grancanario, al que también le llegó el vídeo de otros cazadores que denunciaron el caso de Fuerteventura.

Cargando reproductor ...

«El furtivismo es una manera ilegal de practicar la actividad cinegética porque se sale a cazar en épocas en las que no se debe, cazando más piezas de las que se debe y luego es un agravio para el resto del colectivo, que en Gran Canaria son 4.200 cazadores. Hay muchos de ellos que no representan al colectivo, pero que los retrata socialmente. La actividad cinegética se realiza en verano o al final del verano porque no es época de reproducción. Esta gente causa daño al colectivo y también al medio ambiente, porque cazar fuera de temporada cuando los animales se están apareando supone un daño a la flora y fauna de las islas y a su ecosistema», asevera Miguel Romero, que reclama más medios y concienciación social para acabar con el furtivismo.

Poca vigilancia y concienciación

«En Gran Canaria, como en otras islas, el problema es que tenemos pocos agentes de medio ambiente para la vigilancia. Se está intentando incrementar el número de agentes pero es difícil por la ley presupuestaria que tenemos en cuanto a restricciones. La manera de acabar con el furtivismo en las islas es tener más agentes medio ambiente y educar a la sociedad sobre la importancia del equilibrio en los ecosistemas», asevera el técnico del Cabildo grancanario.