El Cabildo y los seis ayuntamientos aplican las medidas sanitarias contra la covid-19

Fuerteventura prohibe las acampadas este verano

24/06/2020

Este verano, no habrá acampadas en Fuerteventura en cumplimiento de las medidas sanitarias de la covid-19. Lo confirmó hoy, miércoles, el Cabildo después de reunirse con los ayuntamientos, La Oliva ya lo había adelantado esta semana.

El presidente del Cabildo de Fuerteventura, Blas Acosta, y el consejero insular de Ordenación del Territorio y Coordinación con los Municipios, Sergio Lloret, presidieron la convocatoria de hoy con los alcaldes de los seis ayuntamientos para abordar la situación de las acampadas. Durante el encuentro, tras valorar los grandes inconvenientes derivados de la situación generada por la covid-19, se consideró «oportuno y prudente» no autorizar las acampadas en las playas majoreras durante el presente verano ante la situación de riesgo sanitario y la nueva regulación autonómica que establece un máximo de 20 personas por zona de acampada.

El pasado sábado el Gobierno de Canarias publicaba en el Boletín Oficial de Canarias el acuerdo por el que se establecen medidas de prevención para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el Covid-19, una vez superada la fase III del plan de transición hacia una nueva normalidad, finalizada la vigencia de las medidas propias del estado de alarma. El artículo 3.24 de este acuerdo señala que no se permiten las acampadas salvo en los espacios habilitados a esta actividad y respetando las medidas indicadas en este acuerdo, con una limitación máxima de veinte personas.

La primera institución majorera y los ayuntamientos consideran que esta normativa generaría problemas de gestión ante la alta demanda que se prevé y que resulta necesario extremar las precauciones ante la potencial situación de riesgo sanitario. Por lo tanto, desde el punto de vista sanitario y respetando con carácter estricto la regulación autonómica, este año quedan prohibidas las acampadas por parte de los ayuntamientos.

El presidente Blas Acsota anuncia que se seguirá trabajando con carácter de urgencia sobre este asunto en el PIOF y en las respectivas ordenanzas municipales provisionales para tener esta situación regulada de cara a la Semana Santa del próximo año.