El Cabildo apuesta por aumentar la capacidad de carga en Lobos

07/02/2019

Aunque se está modificando el Plan Rector, de momento hay que aplicar las normas vigentes desde 2006. El Cabildo asegura que no tiene competencias para autorizar las pernoctaciones

Tras la manifestación de más de 1.500 personas en Corralejo contra las restricciones de acceso a isla de Lobos impuestas por el Cabildo de Fuerteventura, esta última institución apuesta ahora por intentar aumentar «de aquí al verano» la capacidad de carga de visitantes: «Lo que está haciendo el Cabildo es aplicar la normativa que hoy tiene como herramienta para aplicar; a la par está modificando esa normativa para aumentar la capacidad de carga y donde podemos jugar o donde podemos consensuar, que es un poco en lo que se aplicó con dos turnos para poder un poquito ganar más capacidad», manifestó la consejera de Medio Ambiente del Cabildo de Fuerteventura, Natalia Évora, durante una entrevista concedida al programa Buenos Días Canarias, en la Televisión Canaria.

En referencia a los dos turnos diarios establecidos para acceder al islote de Lobos desde el pasado 15 de enero, Evóra explicó que, en el marco de la negociación, «eso sí se podría revisar o plantear otros turnos o un único turno». Sin embargo, «el resto de cosas es pura normativa y no nos queda otra que aplicarlas y esperar a la modificación».

Según explicó la consejera de Medio Ambiente, la normativa que se aplica en Lobos, en referencia al denominado Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) de Isla de Lobos, «está desde el año 2006 y es verdad que los primeros años no había habido problemas de volumen de personas y es verdad que esos problemas han surgido en los últimos tres o cuatro años, que es cuando el Cabildo empieza a plantear la modificación de la capacidad de carga». En todo caso, en tanto se tramita la actualización del citado documento para ampliar la capacidad de carga, «teníamos que aplicar la normativa» existente, porque «el volumen que se estaba dando en verano estaba perjudicando sobre todo a las zonas de uso general y a las visitas a la isla de Lobos», dijo Évora. Aunque la consejera no hizo referencia a ello en la citada entrevista, fue la denuncia de un grupo de la oposición y las consecuentes advertencias de la Fiscalía las que en realidad animaron al Cabildo a empezar a aplicar el Plan Rector de Uso y Gestión, que nunca hasta ahora se había hecho cumplir.

Pernoctaciones

Évora también dijo que el Cabildo «lo único que está haciendo en aplicar la capacidad de carga con las herramientas y medidas que tenemos». Por otra parte, «la pernoctación está marcada dentro de la Ley de Costas, está en aplicación desde que se declara el primer dominio público, que es en el año 2001»; si bien es cierto que después, «en el año 2006, con el PRUG, se vuelve a contemplar» la pernoctación. Pero «en 2011 se declara toda la isla dominio público» y, por tanto, «se prohiben todo este tipo de edificaciones o habría que regularlas con otras figuras de protección, como la que se está tramitando a día de hoy, que es el BIC», añade en referencia al poblado de chozas.

Dos turnos al día

El cabreo es generalizado entre propietarios de chozas y pescadores de Lobos. Desde el pasado 15 de enero, como cualquier turista, tiene que solicitar autorización tres días antes para ir a Lobos. Además, solo pueden estar cuatro horas, decantándose entre el turno de mañana o de tarde.