Las montañas de la isla, entrenamiento de la expedición

Cristina y Ginés coronan el Everest

11/12/2017

El sueño compartido de Cristina La Boria y Ginés Sánchez era escalar el Everest y por fin lo hicieron realidad. La preparación se dividió entre los Alpes, los Picos de Europa y, cómo no, Fuerteventura cuyas costas, majadas, volcanes y riscos han subido «una y otra vez porque la isla es el mejor y auténtico entrenamiento».

ETIQUETAS:

No hay ni un filo de Fuerteventura que Cristina La Boria (Italia, 1973) y Ginés Sánchez Portillo (Murcia, 1966) no hayan escalado. Y lo han hecho espoleados por su pasión por las montañas y a modo de preparación del ascenso al Everest, el sueño compartido que por fin materializaron del 29 de septiembre al 20 de octubre de este año.

Ginés, más hablador, pero mucho más hablador que Cristina, lo confirma. A los Alpes viajan todos los años, al igual que a los Picos de Europa, sin olvidar el Teide, «mas el auténtico entrenamiento ha sido y es en Fuerteventura, hemos caminado todo el perímetro de la isla por la costa y hemos subido casi a todas una y otra vez y seguimos subiendo montañas en con un grupo de amigos masoquistas o apasionados por las montañas como nosotros».

Cien veces Escanfraga.

La razón de la idoneidad de la isla como lugar de preparación es que posee unas montañas con unas inclinaciones «que te ponen a prueba constantemente» y ,no solo por la inclinación sino por el terreno, «no puedes quitar la vista del suelo mientras caminas o vas al suelo, ya que solo subimos por donde no hay sendas». Un ejemplo de este entrenamiento es que Escanfraga, la montaña situada en frente de su casa en Villaverde, la han subido cien veces «y solo al final Cristina se enteró de que había una senda más fácil y, claro, casi me mata».