10 años por abusar de su sobrina inconsciente

04/06/2019

Antes del presunto abuso reiterado, el fisioterapeuta dejó sin sentido a la menor de 17 años con un cóctel potente.

«Para que se relajase», primero le dio a su sobrina de 17 años un chupito de licor de hierbas y cuatro comprimidos de un antidepresivo, con múltiples efectos secundarios y cuya dosis diaria recomendada es sólo uno, y luego cometió un presunto delito de abusos sexual en varias ocasiones. La Fiscalía pide diez años de cárcel para el tío de la joven, fisioterapeuta de profesión, y diez de libertad vigilada a través de la prohibición de acercarse a la chica a menos de 500 metros.

El juicio contra este tío de la entonces menor de edad es el primero que hoy celebra la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Las Palmas en Puerto del Rosario. El 8 de julio de 2014, el fisioterapeuta quedó para almorzar con su sobrina que había venido a Fuerteventura a pasar las vacaciones de verano. Tras la comida ambos fueron al domicilio del adulto porque la sobrina le había comentado que tenía una contractura en el muslo, ante lo que se ofreció a eliminar los dolores.

En la casa, la joven se tumbó en la cama y se quedó sólo con la ropa interior de cintura para abajo, según Fiscalía. Antes del supuesto masaje terapéutico, colocó en el muslo de la chica un aparato de impulsos eléctricos. Es entonces cuando le administró el chupito de orujo y la alta dosis de antidepresivos «a fin de anular su voluntad y engañándola diciendo que era para que se relajase». Al dormirse la menor, consumó el abuso sexual reiterado.

Película pornográfica en Fuerteventura

La Audiencia Provincial juzga hoy también tres casos más: uno de salud pública, otro de tráfico de drogas y otro de corrupción de menores por el que el Ministerio Fiscal solicita cinco años y medio de prisión para el hombre que propuso el 1 de septiembre de 2017 a dos chicas menores participar en una película pornográfica. Por el delito cometido sobre una de las jóvenes, solicita once meses de cárcel; mientras que por el otro delito, al haber sido presuntamente cometido sobre una joven de 16 años, el acusado por presunta corrupción de menores se enfrenta a una petición de cuatro años y seis meses de prisión.