El tercer frente, en camino

27/02/2018

No hay dos sin tres, y la tercera borrasca que afectará a Canarias de manera encadenada desde el pasado viernes llegará a las islas a partir de este mediodía. Será primero en forma de viento, para, ya de madrugada, acompañarse de lluvia. También se espera que el mar bata con fuerza. En principio, este tercer frente será menos activo que el del domingo.

La borrasca que desde ayer está girando a la altura de Azores, comenzará a acercarse a Canarias cuando todavía algunas islas están recuperándose del temporal que este domingo azotó el archipiélago. El fuerte oleaje y el viento serán los primeros fenómenos que perturben las islas más occidentales, que será por donde entrará este frente. La Palma y El Hierro comenzarán a padecer desde este mediodía el viento que, a medida que avance el día, también sucesivamente a La Gomera y las vertientes oeste, sur y este de Tenerife y Gran Canaria.

La madrugada de este miércoles, al viento se sumarán las precipitaciones, que afectarán especialmente a las islas de mayor altitud, y el fuerte oleaje que azotará al litoral de todo el archipiélago, con olas que pueden alcanzar los seis metros de altura.

Con todo, este nuevo frente, que apenas rozará las islas, no se espera tan activo como los que atravesaron las islas el viernes y el domingo, que dejaron tras de sí un reguero de incidencias sobre todo en el sur de Gran Canaria y de Tenerife, aunque ninguna revistió mayor gravedad.

Las carreteras que se vieron afectadas por la caída de piedras quedaron ayer limpias al retirarse el material derrumbado, como la vía que va de la presa de Las Niñas a Ayacata, en Gran Canaria, o varias carreteras en el macizo de Anaga, en Tenerife. Igualmente en La Palma se abrían las vías que el domingo se cerraron por riesgo de derrumbes y las playas en las que vertieron los barrancos comenzaban a recuperarse.

Una de las situaciones más complicadas que aún se vivió ayer al mediodía fue el rescate por parte de los bomberos y la Guardia Civil de los ocho turistas que el domingo quedaron atrapados en el barranco de Masca, en Tenerife.

Cargando reproductor ...

Los turistas, siete de origen alemán y un esloveno, que se enfrentan al pago de las tasas del rescate, unos 3.000 euros, fueron advertidos el domingo por la mañana por un pastor para que no continuaran su camino barranco abajo, pero finalmente decidieron continuar. La crecida del barranco y las malas condiciones del mar los obligaron a pernoctar en la playa.

También, tras el colapso que sufrieron el domingo los aeropuertos canarios, con los dos de Tenerife inoperativos varias horas y un total de 61 vuelos afectados, recuperaron la normalidad pero con la advertencia de los controladores de que «no hay que tensar tanto la cuerda» en situaciones de alerta como las del domingo, con un espacio aéreo saturado como lo estuvo ese día, decía ayer en una entrevista en Radio Club Tenerife el portavoz del sindicato de controladores, José Luis Feliú. El controlador calificó la situación de «histórica» porque nunca antes, ni siquiera con la tormenta tropical Delta, Tenerife estuvo incomunicado, ni el aeropuerto de Gran Canaria había sufrido una congestión como la del domingo.

De cara a la jornada de este martes, la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha activado avisos amarillos por oleaje en La Palma y El Hierro y por viento en todas las islas occidentales y Gran Canaria. Por precipitaciones, con acumulados que pueden alcanzar en una hora los 20 litros por metro cuadrado, en especial en las vertientes expuestas al oeste, sur y este.