Primeras lluvias tras una larga espera

    Cargando reproductor ...
17/01/2019

Los 22,4 litros de la Cruz de Tejeda fue la mayor cuantía de precipitación recogida este jueves en la isla y en todo el archipiélago. La jornada estuvo marcada por las lluvias débiles y la caída de las temperaturas con mínimas por debajo de los 4 grados en las medianías del norte y el centro de la isla. Hoy seguirán los chubascos débiles

ETIQUETAS:

El regreso del alisio tras un arranque de año dominado por el viento del este y del sureste con la consiguiente entrada de hasta cuatro episodios de calima, trajo ayer las primeras gotas de lluvia del año a la isla, con registros en general escasos pese a la previsión de que los chubascos podrían ser de carácter moderado e incluso llegar acompañados de alguna tormenta aislada. En lo que sí se cumplió a rajatabla la previsión es en la localización de las lluvias en la vertiente norte de la isla. En el resto solo hicieron acto de presencia las nubes y el frío.

La entrada de una bolsa de aire frío en altura desde el norte del Archipiélago fue la causante de las precipitaciones, en general débiles, que regaron el norte y sus medianías desde la madrugada de ayer y hasta la noche, de forma intermitente abriéndose grandes claros por momentos, sobre todo en la zonas costeras de la isla.

Pese a la escasez de las precipitaciones caídas, la estación de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ubicada en la Cruz de Tejeda registró la octava mayor cuantía de lluvia de todo el país con 22,4 litros por metro cuadrado, siendo el lugar con mayor precipitación acumulada ayer en el archipiélago.

Valleseco alcanzó el segundo registro más alto de la isla con 7,6 litros por metro cuadrado hasta las 15.00 horas de ayer. Varias estaciones del interior, como las ubicadas en San Mateo, Tafira o Teror rondaron los seis litros por metro cuadrado. En la costa norte estos registros no llegaron a los tres litros por metro cuadrado, según los datos difundidos por la Aemet.

heladas

El frío fue, sin quitar el protagonismo merecido a las primeras lluvias del año, el otro elemento meteorológico destacado de la jornada. La cumbre de Gran Canaria amaneció con una ligera capa de hielo tras una madrugada con temperaturas por debajo de las cero grados. Cerca de esa marca estuvo la estación meteorológica de la Aemet en San Mateo, ubicada a 1.702 metros de altitud, que marcó la mínima más baja con 2,3 grados a las 09.20 horas. Dos horas más tarde la misma estación alcanzaba la máxima del día en la Vega con 4 grados centígrados.

La Cruz de Tejeda con 3,7 grados a las 07.00 horas anotó la segunda temperatura más baja de la isla. En Valleseco el mercurio cayó hasta los 7,5 grados a las 03.50 horas al igual que en el casco de Tejeda con 7,6 grados a las 03.30 horas. A diferencia de la lluvia el descenso de las temperaturas sí que se extendió por toda la isla. Como en Cuevas del Pinar, en las medianías de San Bartolomé de Tirajana donde se alcanzó una mínima de 6,9 grados a las 03,00 horas o los 8,5 grados en Las Tirajanas a las 06.30 horas.

En el caso de la costa las mínimas no pasaron de los 15 grados en Mogán o en la Plaza de la Feria en la capital grancanaria. En la costa este cayeron hasta los 14 grados.