El viento se incrementa y las temperaturas caen ligeramente

19/08/2019

Este lunes se mantiene el aviso naranja por máximas de hasta 39 grados afectando especialmente a las medianías. Las temperaturas mínimas se mantienen muy altas en zonas de interior lo que dificulta la lucha contra el fuego

ETIQUETAS:

La ola de calor que arrancó el sábado y jugando un papel determinante en la expansión del incendio sobre las cumbres y medianías de Gran Canaria. La previsión para este lunes no es nada halagüeña a pesar de que se prevé un descenso de las temperaturas máximas, de algo más de dos grados en zonas del interior. La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) mantiene el aviso naranja por altas temperaturas en Gran Canaria por máximas que pueden superar de forma local los 39 grados en las medianías. En el resto de la isla el mercurio pasará de los 34 grados, siendo el riesgo amarillo. A esto se suma la previsión de que las temperaturas mínimas se mantengan elevadas, otro dato que tampoco ayuda.

Por si fuese poco, a las altas temperaturas se sumará el viento que irá ganando en intensidad a lo largo de la jornada con el regreso del alisio que soplará de forma moderada con rachas puntualmente fuertes. De cumplirse la previsión este complicará las tareas de lucha contra las llamas como ya hizo este domingo.

Estas rachas intensas serán especialmente significativas en los extremos noroeste y sudeste y a primeras horas en medianías y cumbres.

De cara al martes, las temperaturas máximas se desplomarán entre seis y ocho grados en las medianías del noroeste de la isla, justo en la zona donde se combaten las llamas. Este acusado descenso también tendrá su réplica en las temperaturas nocturnas. Un descenso que en ambos casos traerá un aumento de la humedad relativa en la zona, por la retirada de la masa de aire cálido y seco que lleva afectando a la isla desde el pasado sábado en la que es la primera ola de calor del año. De momento, se mantiene la alerta por altas temperaturas y las condiciones poco favorables para la lucha contra las llamas. Unas condiciones que en el medio plazo sí que traerán buenas noticias, salvo por el regreso del alisio que desde ayer golpea la zona y que soplará con intensidad durante la semana.