Iñaki y Ainhoa, en una imagen de archivo. / JESÚS ANDRADE

Iñaki Urdangarín y Ainhoa Armentia cierran el verano con una escapada romántica a Formentera

La revista 'Semana' ha localizado a la pareja disfrutando de unos días de vacaciones en la isla balear

JOAQUINA DUEÑAS Madrid

Este es el primer verano que Iñaki Urdangarín ha pasado oficialmente separado de la Infanta Cristina y al lado de Ainhoa Armentia. Si en el mes de agosto veíamos al exjugador de balonmano llorando desconsolado en el interior de un vehículo, acompañado por su novia, ahora, la revista 'Semana' ha localizado a la pareja en una situación mucho mejor: de escapada romántica en Formentera, confirmando que su relación va viento en popa.

Según cuenta la publicación, Iñaki y Ainhoa estuvieron disfrutando de la playa Ses Illetes, enclavada en el Parque Natural de Ses Salines de Eivissa y Formentera, al norte de la isla balear. Demostraron una vez más su gusto por la naturaleza y por la playa. De hecho, su romance saltó a la luz pública con unas fotografías en las que paseaban a la orilla del mar y más tarde, fueron cazados de senderismo por los bosques de Álava.

Después de la playa decidieron hacer parada en una terraza para reponer fuerzas y la complicidad entre ambos era evidente. Durante su escapada, han visitado los lugares más emblemáticos de la isla como unos turistas más y según cuenta 'Semana', se han dedicado continuas muestras de cariño. Unas vacaciones como las de cualquier pareja, paseando cogidos de la mano y acaramelados mientras descubrían los encantos de Formentera cuyos detalles pueden verse en el reportaje de 'Semana'.

Este viaje pone un broche dulce a un verano con algunos sinsabores ya que Iñaki no pudo viajar a Estados Unidos para acudir a la boda de sus sobrinos Nuala e Iñaki que se casaron el 13 y el 19 de agosto respectivamente porque le denegaron el visado debido a sus antecedentes penales. En su lugar, fue la Infanta Cristina quien acompañó a sus hijos Juan, Miguel e Irene en la celebración familiar. Además, durante la época estival, ha coincidido en otras ocasiones con la hija del Rey Juan Carlos. Pudimos verlos compartiendo unos días en familia en las playas de Bidart, su habitual destino veraniego, y también acudieron el domingo 4 de septiembre al funeral de Eduardo Roldán, exdirector de la estación de Candanchú, en la Catedral de Jaca. Encuentros que responden al bienestar de sus hijos y a compromisos personales, ya que Iñaki ha rehecho su vida al lado de la que fuera su compañera de trabajo durante su etapa en Imaz Asesores.

«Son cosas que pasan», decía Pablo Urdangarín allá por el 19 de enero al ser interpelado sobre las imágenes de su padre junto a una mujer que no era su madre. Se vivieron entonces días de tensión y de gran expectación mediática que con el paso de los meses se ha relajado. Después de varias reuniones familiares, parece que los Urdangarín Borbón han encauzado su nueva situación y, aunque el divorcio todavía no se ha consumado, sí que han establecido las bases de cómo será la dinámica familiar con el matrimonio separado, siempre pensando en el bienestar de los cuatro hijos, de los que solo la pequeña, Irene, es todavía menor de edad.

Esa normalización es también la que permite ver a Iñaki y a Ainhoa como dos enamorados más disfrutando de su última escapada veraniega.