Toñi Moreno, Carlos Sobera y Sandra Barneda, en una fotografía promocional de 'Secret Story. La casa de los secretos 2'.

Telecinco vuelve a los orígenes con un 'reality' protagonizado por concursantes anónimos

Lanza la segunda edición de 'Secret Story' con «caras nuevas» en la televisión tras encadenar formatos con personajes del universo Mediaset

J. MORENO

Casi 22 años después del estreno del primer 'Gran Hermano', que encumbró a Ismael Beiro como triunfador, Mediaset se adentra de nuevo en la «gente corriente y normal» que «también tiene mucho que contar» tras apostar en los últimos años por 'realities' con personajes populares. Telecinco estrena este jueves a las 22:00 horas la segunda edición de 'Secret Story. La casa de los secretos', pero esta vez con concursantes anónimos y caras nuevas en la televisión, que dejarán su vida rutinaria para entrar en un formato al que acuden con un secreto desconocido para el gran público.

«Me gustan los programas con gente corriente. Comencé mi carrera haciendo concursos donde recibía a personas de la calle, que abren su corazón y te cuentan su historia. Cuando llevas mucho tiempo en la televisión, ellos son los únicos capaces de emocionarte y sorprenderte», confiesa el presentador Carlos Sobera, que se pondrá al frente de la gala de los jueves tras haber capitaneado debates en 'Supervivientes' o la primera edición 'celebrity' de 'Secret Story'. «En los 'realities' con famosos todos vienen con alguna mochila que ya conocemos y tenemos un juicio. Aquí somos vírgenes por completo. Tiene un enganche mayor y los perfiles son diversos y distintos», defiende el vasco.

El formato, producido por Mediaset en colaboración con Zeppelin (Banijay Iberia), se renueva con una nueva edición que quiere marcar distancias con la reciente primera temporada, que ganó el italiano Luca Onestini. El programa contará con dos premios: uno que lo decidirá el público en la gala final, valorado en 150.000 euros, y otro de 50.000 euros para 'el juego de las esferas', con el que deberán esconder su secreto. Si éste se descubre, perderá las opciones de llevarse la segunda remuneración. Mientras tanto, los participantes tendrán que intentar destripar el misterio y cuando crean conocer una de esas informaciones ocultas, podrán activar un pulsador habilitado en la casa para mantener un careo con el concursante aludido.

Carlos Sobera, Toñi Moreno y Sandra Barneda conducirán los diversos espacios en torno al nuevo concurso de Mediaset

Sin embargo, Telecinco quiere jugar al despiste con la audiencia y lanzó un primer secreto: no se conoce el número de personas que entrarán en la casa. Serán, eso sí, personas con edades comprendidas entre los 24 y 44 años, de distinta procedencia geográfica, desde el exterior hasta de la España vaciada. Entre ellos, habrá un profesor de educación primaria, personal de desguace, un comercial, un esteticista, un modelo, un técnico en emergencias sanitarias, un fontanero, una secretaria y una teniente de alcaldesa. «Hemos querido hacer un casting muy diverso e inclusivo. Buscamos caras nuevas, a personas auténticas como cualquiera de nosotros que tengan grandes secretos que contar», explica la directora general de la productora, Amparo Castellano.

El debut de Toñi Moreno

Telecinco recupera así al concursante anónimo tras la última edición de 'Gran Hermano Revolution' en 2017, que no acabó de cuajar en audiencia y sobre la que pesa un presunto caso de abuso sexual a Carlota Prado, a manos de otro de los concursantes de la edición, José María López, y cuya resolución judicial está aún pendiente. Desde entonces, la cadena dio prioridad a formatos con personajes del universo de Mediaset con el que ha podido realimentar al resto de programas diarios de su parrilla. Sin embargo, llegaron a la conclusión de que el espectador buscaba volver a los orígenes. «La audiencia lo reclamaba. En los últimos estudios cualitativos de esta tipología de programas, era un asunto recurrente. El público quería la presencia de gente corriente y normal en el formato», señala el director de Contenidos de Mediaset, Manuel Villanueva, quien aclara que estrenaron primero 'Secret Story' con famosos para dar a conocer un formato que era nuevo en nuestro país. «Pero 'GH' ha de esperar. Estamos consolidando una marca y Dios dirá», respondió sobre el concurso que presentó en sus inicios Mercedes Milá.

'Secret Story. La casa de los secretos 2' también supondrá el debut en Mediaset de Toñi Moreno al frente de un 'reality' en el horario estelar. Será la encargada de presentar la gala de los domingos, una oportunidad a la que se enfrenta con nervios y emoción. «Me estrené con un 'reality' hace veinte años ('Libertad vigilada' en Antena 3) y tenía ganas de presentar uno. Este es el regalo de mi vida, soy una espectadora de los programas de telerrealidad. Lo veo todo y tengo muchas ganas de vivirlo desde dentro», afirma la periodista andaluza, que avisa que no tiene la capacidad «de guardar los secretos»: «Es un don que no me ha dado la naturaleza», revela entre risas.

Así, Sandra Barneda completará el trío de presentadores de 'Secret Story' con la gala de los martes una vez finalice la actual edición de 'La isla de las tentaciones'. «Toda persona tiene un 'best seller' de su vida», avisa sobre los nuevos concursantes anónimos. No obstante, desde Telecinco han preferido dejar al margen del formato a Jorge Javier Vázquez, encargado habitual de capitanear los 'realities' en el grupo de comunicación. «Jorge tiene que volver a volcarse en 'Sálvame'. Le necesitamos», justifica, en este sentido, el directivo Manuel Villanueva.