Rocio Carrasco. / Mediaset

'Sálvame' gana audiencia con el choque entre Carrasco y Riesco

El programa recupera el control de la franja vespertina con la ex de Antonio David y su actual pareja

J. MORENO

La resurrección de 'Sálvame' como el ave Fénix se traduce en sus datos de audiencias. El programa de Telecinco no estaba muerto, pese a que sus detractores lo deseaban. En los últimos días, el magacine rosa capitaneado por Jorge Javier Vázquez ha ido consolidando la tendencia al alza que comenzó a registrarse después de Semana Santa, una vez que la productora La Fábrica de la Tele decidiera eliminar los cambios que ejecutaron en marzo para elevar el 'share'. Prescindieron del 'talk show' conducido por Belén Esteban y del formato encorsetado más propio de la década pasada. 'Sálvame' recuperó al polémico periodista deportivo Pipi Estrada y a Rocío Carrasco. Y la cuota de pantalla se disparó.

Según datos facilitados por la consultora Dos30', elaborados a partir de Kantar Media, el promedio de 'Sálvame' en sus cuatro horas de emisión, desde el lunes 2 hasta el jueves 5 de mayo, fue de un 15,3% de 'share' y 1.476.000 espectadores, siendo la versión 'naranja' (a partir de las 17.00 horas) la más seguida, con un 16,2% de cuota y más de 1,5 millones de seguidores. La semana anterior, el espacio de Mediaset marcó de media durante la tarde un 13,4% y 1.227.000 espectadores, por lo que mejoró en 1,9 puntos y cerca de 250.000 televidentes sus resultados.

'Sálvame' puso toda la carne en el asador a la hora de cargar contra Marta Riesco, la pareja de Antonio David Flores, que aseguró haber hablado por teléfono con Rocío Carrasco, llegándole incluso a ofrecer participar en el concierto homenaje a Rocío Jurado en Sevilla. El programa acusó duramente a la periodista de ser una mentirosa, y mostró imágenes y pruebas donde se demostraba que la hija de Pedro Carrasco no habló nunca con Marta. Los decibelios subieron en los estudios de Mediaset cuando la pareja de Antonio David acusó a Jorge Javier de acoso y de hacerle daño a su salud mental, llegando a compararse con Verónica Forqué, fallecida en diciembre. El presentador aseguró que Riesco es «peligrosa» y que «jamás» compartiría redacción con ella. «Manipula, miente y sus historias no se ajustan a la realidad», aseguró.

El choque entre el comunicador y la periodista evidenció también la rivalidad entre dos programas de Mediaset. Minutos después de que 'Sálvame' mostrara las pruebas de la mentira de Marta Riesco, 'Ya son las ocho' dudó de la versión de Rocío Carrasco, lo que provocó el enfado de Jorge Javier, quien pidió «no manipular ni trampear» ante, según afirmó, las evidencias.