la cantante de El Sueño de Morfeo, en un concierto. / c7

Raquel del Rosario se quita los implantes de pecho en «un acto de honestidad»

La cantante grancanaria hace pública su decisión en las rdes sociales

EFE Madrid

La cantante grancanaria Raquel del Rosario ha hecho pública su decisión de quitarse los implantes de pecho que como ha explicado ella misma, se puso hace ahora ya trece años.

«He recibido varios mensajes por privado a raíz de mi evidente cambio de imagen en las últimas fotos. Mi pecho no ha desaparecido, lo que sí ha desaparecido son los implantes que decidí ponerme hace trece años», avanza la integrante de El sueño de Morfeo.

Según la cantante, hay varios motivos, pero sobre todo ha destacado «el tener un acto de honestidad» con la Raquel que es ahora. «Llevaba mucho tiempo sintiendo la necesidad de hacerlo, pero iba retrasando la idea de pasar de nuevo por un quirófano», confiesa.

Instagran

«Un día tropecé con un post en instagram de una chica que mostraba su cuerpo durante la lucha contra un cáncer asociado a estos implantes (Linfoma Anaplásico de Células Grandes, la OMS no lo había reconocido hasta 2016). «Hubo una frase que me resonó de manera especial: 'Colocamos estas bombas de relojería sobre nuestro pecho y nuestro corazón...'. Esa noche no logré dormir, los hashtags #breastimplantillness y #explant me ayudaron a descubrir un sinfín de historias de mujeres cuya salud se había visto afectada por el uso de prótesis mamarias. Los síntomas más comunes son la ansiedad, falta de concentración, perdida de cabello, dolor muscular, cansancio, dificultad para respirar, enfermedades autoinmunes...», relata la artista.

«Esa misma semana busqué una clínica para extraerlos de mi cuerpo. Sí, era consciente de que esa zona no iba a ser la misma tras tantos años llevándolos, más los cuatro de lactancia en total, pero en la balanza sin duda pesaba más mi salud y el acto de coherencia conmigo misma. Una vez retirados, el doctor me dijo que uno de ellos estaba presionado ligeramente mis costillas, supe entonces que todo aquello no había sido por casualidad«, relata sobre su proceso.

Eso sí, no pretende juzgar a nadie y sostiene la libertad de que cada uno haga lo que quiera con su cuerpo. «Compartiendo mi experiencia no pretendo juzgar ni hacer sentir mal a nadie, lo que tú decidas será lo correcto porque es tu decisión. Pero si aquella chica no hubiese compartido la suya, tal vez no me hubiese ayudado a dar este paso tras el que no puedo estar más feliz y agradecida».

Eso sí, no quiere despedir el post de Instagram con un importante mensaje. «Me siento más yo que nunca. Recuerda que los pechos solo tienen una función natural en nuestro cuerpo, que es la de amamantar. El resto es un invento nuestro. Eres PERFECTA ❤️ »