María Casado y Antonio Banderas. / Delia Márquez

'Escena en blanco negro', un espacio de música íntimo

Antonio Banderas dirige para Amazon Prime Video este programa que conduce María Casado y que contará con artistas como Pablo Alborán, David Bisbal, Pasión Vega o Rozalén

Iker Cortés
IKER CORTÉS Madrid

En 'Escena en blanco & negro' no parece haber ni trampa ni cartón. «Queríamos hacer televisión fresca y dinámica, una especie de taller alternativo y experimental», explica Antonio Banderas, director de un espacio musical atípico e intimista que abrirá sus puertas el próximo 15 de diciembre en Amazon Prime Video. A lo largo de sus siete episodios, disponibles desde el principio, se verán los kilómetros de cable que recorren de punta a punta el escenario, los operadores de cámara y el talento y las tablas de seis artistas de primer nivel. A saber, Pablo Alborán, David Bisbal, Pasión Vega, Rozalén, Pablo López y Vanesa Martín. ¿El 'bonus track'? El propio Banderas, que interpretará algunas de las piezas de teatro musical en las que ya ha trabajado.

Conducido por María Casado, cuenta la periodista que le costó convencer al actor para dar el paso. «Es que yo no soy un cantante profesional -se defiende Banderas-. Cuando he cantado, lo he hecho al servicio de los personajes que he ido haciendo, pero me empujaron y me convencieron». Otra cosa, como reconoce en la rueda de prensa en la que se ha presentado el proyecto, es que el género musical cada vez esté más presente en la vida del malagueño, que además de haber hecho 'Evita' o 'La corte del faraón', estuvo un año trabajando en Broadway e inauguró su espacio escénico, el Soho CaixaBank de Málaga, con una obra de teatro musical, 'A Chorus Line', una onda que va a seguir en los años venideros.

Precisamente ha sido en el teatro que posee el actor donde se han rodado los siete episodios de 'Escena en blanco & negro'. Cada programa contará con una entrevista en profundidad de María Casado al artista invitado -«no iba con papeles, se trataba más de una charla donde yo también hablo mucho de mí misma», dice-, que interpretará algunos de sus éxitos sobre el escenario. Para la periodista todos los capítulos han sido «especiales». «Vanesa llegó la primera, con valentía, cuando ni siquiera nosotros sabíamos a qué nos enfrentábamos. A David le había entrevistado hace 20 años, así que imagínate. Con Pablo Alborán surgió una magia preciosa delante del piano; Pasión Vega fue un terremoto de alegría; Rozalén, la bondad personificada, y Pablo López nos dio una lección de maestría musical increíble», resume.

A juicio de Banderas, que cuando cayó enfermo de coronavirus se vio obligado a dirigir por videoconferencia, el propio ambiente que se creó en el teatro «propició que los músicos se abriesen». Y es que no hay en 'Escena en blanco & negro' nada que no tenga que ver con la parte artística. «Todo gira en torno a la música y lo que significa para ellos en términos de comunicación, con el tiempo que les ha tocado vivir», dice su director. Y se dieron anécdotas curiosas, como el hecho de que en muchos casos el escenario malagueño fue testigo del reencuentro entre los músicos y su intérprete tras meses sin verse debido a la pandemia.

David Bisbal. / Delia Márquez

No hay tampoco mucho de televisión al uso en este programa de música en directo que busca algo «único e irrepetible» y que Banderas califica como una «experiencia» que trata de llevar a la gente al teatro, en un momento tan delicado como este, en «un ambiente cercano, amigo e íntimo» con el invitado. Por su parte Casado reconoce que existía un miedo. ¿Serían capaces de trasladar la magia que se había producido en el teatro a la pantalla? El miedo se disipó en cuanto vieron algunos de los programas editados. «Hay momentos que he visto ya ochocientas veces y sigo llorando o riéndome», aclara la periodista.

El blanco y negro, presente en todos los capítulos, tiene aquí una función importante, más allá de ser un factor diferencial con el resto de la televisión. «A mí -reconoce Banderas- el blanco y negro me concentra muchísimo en el sujeto y luego también había algo de poética porque me he criado con programas como 'Escala en HiFi'». El actor aprovecha el espacio para reflexionar sobre la esencialidad del arte en estos momentos, sobre el papel de la música, de la escena, por qué el escenario tiene ese poder cautivador y culmina cada capítulo con un epílogo poético. «La sensación que tenía era la de no estar haciendo televisión sino algo más parecido al teatro o incluso al cine», comenta quien ha roto una lanza a favor de Amazon por la «absoluta libertad creativa» que les han dado.

Dos escenas del programa, la segunda con Vanesa Martín. / Delia Márquez

'Escena en blanco & negro' nace también con vocación de continuar. «Naturalmente, está abierto a otros artistas, aunque tenemos que ver la respuesta que reciben estos siete primeros episodios», explica Banderas. A María Casado le encantaría que Madonna estuviera en una hipotética segunda temporada. Banderas, en cambio, dice que le gustaría seguir explorando por la senda de los artistas hispanos. Jennifer López, Ricky Martín, Juanes, Alejandro Sanz o Rosalía son sus favoritos. Curiosamente, estos tres últimos estuvieron a punto de formar parte del programa, pero las agendas llenas y la pandemia no lo permitieron. Quizá para la próxima.

Vídeo. El tráiler de 'Escena en blanco & negro'.