Borrar
Cristina Pedroche. Jean Marc Manson
Cristina Pedroche se viste de ninfa para dar las Campanadas

Cristina Pedroche se viste de ninfa para dar las Campanadas

La presentadora luce un vestido que, por primera vez, integra vida propia entre sus tejidos a través del agua y las plantas

Domingo, 31 de diciembre 2023

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Llegó Nochevieja. Llegó la noche de Cristina Pedroche. Como cada año desde hace una década, el 31 de diciembre multitud de personas se acomodan frente al televisor para saciar su curiosidad sobre el siempre polémico estilismo de la popular presentadora.

Pedroche, además de cumplir su décimo aniversario como presentadora de las Campanadas, también recibe este nuevo año por primera vez como madre. Por ello, para esta ocasión tan especial y con la mente puesta en celebrar la vida, la presentadora se ha unido a Greenpeace para la creación de su vestuario, visibilizando la necesidad de proteger el agua, el recurso más preciado para nuestra existencia y la de las futuras generaciones. Así, la organización muestra la realidad medioambiental de España en uno de los momentos más esperados de la televisión.

Por novena vez consecutiva, la idea original junto con la dirección creativa del estilismo más viral del año corre a cargo de Josie, que para este reto ha querido contar con la ayuda de la diseñadora navarra Paula Ulargui y su equipo de investigación y confección sostenible. Un nombre poco conocido fuera de la industria, donde destaca por su original visión de la moda. Un ejemplo son las zapatillas cubiertas de césped que diseñó para la firma de lujo española Loewe.

Pero, ¿cómo llegaron hasta el concepto del estilismo de este año? Josie explica que tanto para Pedroche como para él «este 2023 ha sido un año de muchos cambios. En el caso de Cristina, este es el año del nacimiento de su primera hija, mientras que para mí ha supuesto un cambio de vida trascendental al regresar para siempre a La Mancha húmeda que me vio nacer. Esta toma de contacto con mi tierra y con sus aguas, como elemento imprescindible para la existencia y poniéndolo en común con Cristina, nos ha llevado a la idea conceptual de crear un vestido que al regarse con agua pueda acoger vida propia, un reto en clave de diseño que, además, nos permitiese enviar este mensaje esperanzador en el que visibilizar la necesidad de preservar este elemento tan fundamental para nuestra vida y, sobre todo, para las futuras».

Materiales reciclados, biodegradables y orgánicos

El resultado de esta idea es una prenda cargada de simbología en clave sostenible, lo que Josie define como una «alegoría del agua como recurso fundamental para la creación de la vida» inspirada en la ninfa fluvial. Un ser mitológico que presidía las aguas o fuentes y se consideraba que contaba con poderes para inspirar a aquellos que bebían de sus aguas. Tal era así, que, de la misma manera que el agua es necesaria para alimentar a la vegetación así como a todos los seres vivos, las ninfas acuáticas eran también adoradas como dadoras de vida y bendición. Una metáfora hecha vestido que recoge el mensaje principal que Cristina de la mano de Greenpeace han querido ofrecer en esta ocasión tan especial.

El diseño está compuesto por tres piezas: capa, vestido y zapatos creados 100% con lana reciclada y materiales biodegradables u orgánicos. Tres piezas de confección que pretenden ser una representación del momento vital de Cristina y sus preocupaciones por garantizar un futuro sostenible, a través de la protección de la naturaleza y del acceso a agua de calidad para las futuras generaciones.

La capa que ha lucido Cristina Pedroche.
La capa que ha lucido Cristina Pedroche. Jean Marc Manson

La capa ha supuesto un reto en clave de diseño en el que, por primera vez para esta emisión, acoge vida propia en su tejido. Sobre una base creada 100% con lana reciclada se ha practicado un cultivo hidropónico en el que han enraizado las diferentes plantas de la capa, desvelando así un manto de amaranto rojo al que se suman plantas capuchinas cubriendo en esta ocasión la zona de la cintura.

Para el vestido se ha optado por una confección a través de un tejido orgánico y biodegradable a partir de gelatina, agar, glicerina y agua. Un material efímero trabajado a través de calor que, al moldearse, ha resultado en un vestido en tonos verdes con transparencias. Finalmente, como zapatos, Cristina ha optado por una silueta con base de madera de pino adornada con cintas de sujeción confeccionadas con fibras de algodón y el mismo biomaterial que el vestido.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios