Adara gana GH VIP 7

20/12/2019

Adara se ha proclamado la ganadora indiscutible de esta edición de GH VIP 7. Lo cierto es que se ha dejado la piel desde el primer día de concurso.

Empezó enfrentándose a toda la casa, lucho por las injusticias que no le parecían correctas, defendió a quién más creía que se lo merecía y sobre todo, fue leal con su corazón y sus sentimientos. Así ha conseguido llegar hasta la final y poner a la gran mayoría del público a su favor.

La concursante sabía perfectamente a todo lo que se enfrentaba cuando llegase al plató. Muchas han sido las cosas que se han dicho de la concursante cuando ella estaba en pleno encierro y ahora, el turno es de ella. Antes de abandonar Guadalix de la Sierra, la modelo se reencontró con el que ahora es su amor, Gianmarco. El italiano subió con un ramo de rosas y con una pregunta: «¿Quieres que salgamos juntos del concurso?» a lo que ella respondió: «Sí».

Entre besos, abrazos y ‘te amos’ los dos concursantes se despidieron en el salón de la casa donde se conocieron para verse minutos más tarde en el plató del concurso. A pesar de las miradas asesinas que los padres de la modelo le lanzaban a Adara en todo momento para que no hablase más de la cuenta, habló todo lo que quiso y más.

«Pues muy feo porque yo me he intentado contener en todo momento, he intentado hablar lo mínimo posible y decir eso de mí... feísimo» le confesaba Adara a Jorge Javier Vázquez. Además, no dudó en añadir que: «Yo podría hablar muchísimo y explicar mucho más la situación pero voy a respetar». Parece que el padre de su hijo ya solamente tiene la justa importancia en su vida, y es Gianmarco la única ilusión que tiene la concursante en estos momentos.

«Es muy fuerte para mí, es algo que antes no sentía, se me agarra algo aquí en el pecho» explicaba Adara. Lo cierto es que algo de lo que siempre hemos defendido en CHANCE, Europa Press, es que independientemente de que se haya enamorado de Gianmarco, lo verdaderamente importante es que la concursante se ha dado cuenta de que la vida que tenía no le hacía feliz y lo que es peor, la persona que ha estado al lado de ella todos estos años, tampoco: «Me hubiera dado cuenta de lo mismo aunque no hubiese estado Gianmarco».

La madre de Adara se mostró bastante distante con las palabras de su hija y de Gianmarco y solamente quiso explicar que: «Con tu edad se viven las cosas de una forma diferente a la mía, creo que habéis estado encerrados y que os tenéis que conocer. A vosotros os queda conoceros fuera y os queda encajar, ese para mí es el verdadero amor». Adara sin embargo, confesó que: «Yo no puedo controlar mis sentimientos».

De esta manera, Adara se ha convertido en la ganadora de una edición que ha sido espectacular y que ha llenado a todos los espectadores que han seguido el concurso desde el primer día. Valoremos lo que verdaderamente importa, no la historia que tiene afuera de la casa, sino cómo ha sido el comportamiento de la modelo desde el primer momento que piso un pie en la casa de Guadalix de la Sierra.