Tambores de guerra entre Kim Kardashian y Kayne West

La 'celebrity' ha contratado a una especialista en divorcios de famosos, para lograr un acuerdo confidencial con el rapero

CECILIA CUERDO

Los meses de terapia y los largos periodos de reflexión parecen haber servido de poco a Kim Kardashian y Kayne West, que se estarían preparando ya para un divorcio inminente, según publicaron este miércoles varios medios norteamericanos. Y las últimas fotos de ella -donde se le ve disfrutando «en familia» de las vacaciones navideñas junto al resto del clan Kardashian sin el rapero y sin llevar el anillo de casada- no han hecho más que oficializar una situación que se auguraba desde hace meses a causa de las continuas discrepancias en público de ambos.

Aunque en un primer momento ella trató de evitar la separación apelando al bienestar de sus cuatro hijos, la empresaria y protagonista de varios 'realities' está tan segura de esta decisión que ya habría contratado incluso a Laura Wasser, la abogada matrimonialista de los famosos, según detalla 'Page Six'. Esta letrada fue quien le llevó su divorcio del deportista Kris Humphries en 2011, y también gestionó la complicada separación de otras celebridades internacionales como Angelina Jolie o Heidi Klum.

Con esta elección demuestra, en cualquier caso, que Kardashian busca alcanzar un acuerdo beneficioso para ella y sus hijos antes de llegar a juicio y evitar así exponer su matrimonio a la luz pública, dado que la especialidad de Wasser es precisamente lograr acuerdos previos confidenciales.

¿Una oprtunidad?

Pese a ello, las fuentes del entorno de West aseguran a la revista 'People' que él, que ha pasado las Navidades en su rancho de Wyoming y se ha mostrado muy crítico con la ostentación del clan de su todavía esposa, aún no da todo por perdido. Así, aunque llevan meses haciendo vidas separadas (ella reside en la lujosa mansión familiar de Calabasas, en Los Ángeles, que pretende que siga siendo su residencia) el cantante no pierde la esperanza de reconducir la situación y seguir juntos. De momento, ninguno de los protagonistas ha confirmado o desmentido la noticia.

La pareja Kardashian-West es una de las más famosas de la industria del entretenimiento, ya sea por su vida familiar o por sus polémicas. La pareja se casó en una desmesurada ceremonia en Italia en 2014, y tiene cuatro hijos en común: North (7 años); Saint (5); Chicago (a punto de cumplir 3 años) y Palm, de tan solo 19 meses.

La relación ha pasado por numerosos baches en los últimos años, sobre todo a raíz de los trastornos de salud mental de West, uno de los músicos y productores más importantes de su país por su papel a la hora de renovar el hip-hop y ganador de 21 premios Grammy. West sorprendió a todos cuando el pasado año anunció su intención de presentarse a las pasadas elecciones para presidir Estados Unidos, y en una estrafalaria campaña electoral no dudó en divulgar detalles de su vida íntima. Kim, por su parte, reconoció que su marido era una persona «brillante pero complicada» y atribuyó su deriva a su trastorno bipolar.