Sara Carbonero en una imagen de archivo. / ep

El significativo mensaje de Sara Carbonero tras ser operada de urgencia

La periodista tuvo que pasar por quirófano tras una visita rutinaria tres años después de ser intervenida por un cáncer de ovario

Sara Rubio Blasco
SARA RUBIO BLASCO

Sara Carbonero vuelve a enfrentarse a un problema de salud. La periodista fue operada el pasado lunes de urgencia tras acudir a una revisión rutinaria por el cáncer de ovario que le detectaron hace tres años, según informó ayer la revista Lecturas.

Los facultativos decidieron intervenir y la periodista lleva ingresada desde el pasado fin de semana. La citada publicación ha mostrado las imágenes de la madre de la periodista, Goyi Arévalo y de su amiga íntima, la periodista Isabel Jiménez entrando en la clínica donde le han realizado la intervención. Esta última con un impresionante ramo de flores para su 'comadre', como se llaman entre ellas cariñosamente.

Las noticias que llegan desde la clínica son tranquilizadoras y desde su entorno aseguran que Sara se encuentra recuperándose favorablemente. Sin embargo, la propia periodista ha sorprendido rompiendo su silencio en redes sociales. Y no ha sido con palabras de agradecimiento, si no que ha publicado un 'story' de Instagram (una foto que solo se puede ver durante 24 horas) con una canción muy significativa. Se trata del tema 'Poquito' de la cantante Valeria Castro, a la que la propia Sara entrevistó en su programa 'Que siga el baile' de Radio Marca.

«Un día escuchas una voz y una canción que te abrigan como hacía tiempo que nada lo hacía y otro tienes la suerte de estar sentada con su autora, disfrutándola en acústico a menos de un metro de distancia. Emocionandote y dando las gracias por que existan mujeres como ella», aseguró la periodista tras la entrevista a la cantante.

Iker Casillas carga contra la prensa

El que sí se ha pronunciado ha sido Iker Casillas, que aún era pareja de Sara cuando fue intervenida del cáncer, se ha mostrado muy crítico y molesto en redes sociales con la prensa por hacerse eco de la noticia de la operación de la madre de sus dos hijos.

El exfutbolista se encuentra en Qatar con el equipo de enviados especiales de RTVE para cubrir el mundial. Y según ha informado la revista Lecturas, Iker estaba dispuesto a renunciar al Mundial para volver a Madrid a cuidar de sus dos hijos: Martín, de 8 años y Lucas, de 6. Pero, finalmente, han tomado la decisión de continuar con los mismos planes para dar la mayor normalidad posible a la situación y los pequeños están al cuidado de Irene, la hermana de Sara.

«La carrera de cascar la puta noticia y no reparar en el daño que hacen también a su entorno. Lamentable», ha escrito en Twitter visiblemente molesto.