Borrar
Sara Carbonero e Iker Casillas, en 2019. AFP
Sara e Iker venden su casa tras el anuncio de su separación

Sara e Iker venden su casa tras el anuncio de su separación

La pareja había puesto la mansión a la venta y pedía por ella cinco millones, que han pagado unos empresarios

joaquina dueñas

Madrid

Lunes, 31 de mayo 2021, 23:17

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Parece que tras su separación, la pareja formada por Iker Casillas y Sara Carbonero está resolviendo con celeridad todas las cuestiones que tienen en común. Tras anunciar oficialmente el fin de su historia de amor el pasado mes de marzo han logrado vender el chalet que tenían en común en la exclusiva urbanización de La Finca. Una casa de cuatro plantas y 750 metros cuadrados en una parcela de 1.000. Parece ser que una familia de empresarios habría adquirido el chalet que Iker y Sara compraron en el año 2014. Una vivienda que, tras reformarla a su gusto, se convertiría en el hogar familiar hasta su partida a Oporto. Los anteriores moradores habían sido la actriz Lydia Bosch y a su exmarido, el arquitecto Alberto Martín.

Tal como expresaron en el comunicado de su separación, ambos siguen manteniendo una excelente relación, especialmente por el bien de los dos hijos que tienen en común, Lucas y Martín. De hecho, recientemente pudimos ver una foto de los cuatro celebrando el 40 cumpleaños de exguardameta de la selección española con dos divertidos emoticonos cubriendo el rostro de los pequeños. Unos encuentros que, sin embargo, no son signo de segunda oportunidad, en tanto que siguen disolviendo las cuestiones económicas que les unen, como la casa familiar que llevaba alrededor de un año en el mercado con un precio de cinco millones de euros, aunque no ha trascendido lo que los compradores han abonado finalmente.

La casa tiene dos salones y una sala de estar acristalada, uno de los cuáles han utilizado como sala de juego para los niños, una cocina con isla y zona de comedor, cinco dormitorios, seis cuartos de baño, gimnasio y dos piscinas, una de ellas interior y climatizada completada con zona de spa. La otra está en el jardín exterior, perfecta para disfrutar durante el verano. En el jardín, además de la piscina, un porche con una barra, una barbacoa y un futbolín. Un espacio perfecto donde recibir y disfrutar de los amigos o familiares. Llama la atención el amplio vestidor con dos alturas que está conectado al dormitorio principal por el cuarto de baño con bañera y ducha exentos.

Los rumores en torno a la pareja llevaban planeando durante meses antes de que ambos lo hicieran público. De hecho, la compra que el futbolista hizo el año pasado de un piso en la zona Pintor de Rosales desató todo tipo de especulaciones sobre su situación sentimental. Algo que el entorno desmentía pero que finalmente no tuvieron más remedio que confirmar por la filtración de una serie de audios del deportista. Su nueva vivienda tiene 300 metros cuadrados y parece que le habría costado tres millones de euros.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios