Rocio Carrasco. / r. c.

Rocío Carrasco: «Es simplemente y llanamente la contestación a muchos años de mentiras»

Así ha definido su protagonista la docuserie 'En el nombre de Rocío' que este martes estrena Mediaset en abierto

JOAQUINA DUEÑAS

Después de emitir los 15 capítulos que la componen a través de la plataforma de pago de Mediaset, Mi Tele Plus, Telecinco emite este martes a partir de las 21:55 horas los capítulos 4 y 5 de la docuserie 'En el nombre de Rocío', una revisión de la vida de Rocío Jurado a través de los ojos de su hija y de otros miembros de su familia poco o nada conocidos mediáticamente. Los espectadores ya han podido ver los dos primeros capítulos en los avances realizados hasta el momento por la cadena y a partir de ahora podrán seguir la historia gracias de los 13 episodios restantes. «Es simple y llanamente la contestación a muchos años de mentiras», ha asegurado Rocío Carrasco en la presentación que se ha realizado este lunes y en la que ha estado acompañada por la directora de la docuserie, Anaís Peces, y Sandra Barneda, a la sazón, presentadora del debate paralelo que se emitirá y amiga de la protagonista desde que coincidieran hace siete años en la presentación coral de 'Hable con ella'.

Aunque no ha provocado la misma conmoción que su primera docuserie, 'Rocío, contar la verdad para seguir viva', el contenido de las dos nuevas entregas emitidas hasta el momento también ha recibido críticas. Sin embargo, la hija de la más grande asegura que ya cuenta con eso y está preparada para lo que pueda venir. De hecho, en referencia a las insinuaciones que aseguran que lo hace por odio y por dinero, Rociito no ha dudado en contestar: «Es la argumentación de los mediocres que no tienen otra cosa que decir». «Es el argumento fácil para el que no tiene otros argumentos a los que agarrarse. Jamás he experimentado odio y no es cuestión de dinero», ha precisado.

Segura de los pasos que viene dando desde hace ya dos años, cuando regresó a Telecinco abriendo el debate sobre los malos tratos y la violencia vicaria, ha afirmado que «no me arrepiento de nada de lo que he dicho. Puede que lo haga de cosas que no he dicho». «Legalmente no me ha limitado nada ni nadie. Sé dónde están mis límites», ha señalado, si bien también ha confesado haberse «guardado» cuestiones a la vez que ha advertido que «igual mañana cambio de opinión». «Si la gente a la que pertenecen no lo han dicho, a lo mejor debería hacerlo yo», ha reafirmado.

Y es que Rocío se siente arropada por todo el equipo que le ha acompañado en este trayecto: «Solo puedo dar las gracias porque después de mucho tiempo se me vuelva a escuchar con una faceta diferente dentro de mi vida. Este equipo es talento, tesón, piel, feeling y emociones, y eso es muy difícil de encontrar», ha dicho. Un respaldo que en esta ocasión se refuerza con la presencia de Sandra Barneda que antes y después de la emisión de cada uno de los episodios, moderará a un equipo de colaboradores e invitados, que ofrecerán sus puntos de vista y analizarán pormenorizadamente el testimonio ofrecido por Rocío Carrasco.

«Sentí pena de que no estuvieran Carlota o Jorge, pero alegría porque al menos estaba Sandra», ha afirmado la hija de Pedro Carrasco. «Es amiga mía y en 'Hable con ella' me ayudó mucho y ha sido muy importante en mi vida al sacarme una sonrisa y preocuparse por cómo estaba. Trabajar con alguien así es maravilloso», ha comentado. Por su parte, Barneda ha calificado este proyecto como un reto y un placer que asume con el precedente de las feroces críticas que suscitó el trabajo de su predecesora, Carlota Corredera. «La críticas forman parte de nuestro trabajo, así que lo enfoco como cualquier otro formato», ha valorado a este respecto. De hecho, ha confirmado que ha hablado con la presentadora gallega: «Me ha dicho que muy bien que lo haga yo». «Sé que cometeré errores, aciertos, que recibiré elogios, críticas constructivas y destructivas. Lo entiendo. A veces me cuesta como ser humano leer según qué comentarios, pero no me preocupa de más. Forma parte de nuestro trabajo», ha valorado. Un trabajo que, a su juicio, debería ser «anecdótico» y centrarse en el contenido que Rocío Carrasco va a ir desgranando episodio tras episodio.

Una Rocío que tanto Barneda como la directora del espacio, Peces, han calificado de «diferente» de la que conocieron. «Rocío es una mujer diferente de hace dos años. Gracias a ello ha podido enfrentarse a esta temporada con mucha más entereza, de forma concisa y contundente», ha explicado la directora mientras la conductora del espacio ha abundado en que «mucha gente va a sentirse identificada por muchos motivos». Por un lado, por el «desmembramiento familiar, por cómo cuando muere una madre o un padre el dolor se queda para siembre», y por otro, por ver cómo «las herencias rompen familias».

Un relato que pone sobre la mesa «una historia universal», según interpreta Peces. Sin embargo, tiene muchas más implicaciones, por lo que el equipo ha realizado una importante labor de investigación a partir de la abundante documentación cedida por Rocío Carrasco «que luego ha sido contrastada», ha detallado. Ella y otras personas próximas a la familia, algunas de la cuales no han querido aparecer en pantalla, han sido «fuentes indispensables» para la elaboración de trabajo. Además, la directora ha querido puntualizar que «nadie ha cobrado» por sus testimonios.

Rocío Carrasco ha confirmado su presencia en el plató durante el estreno de los nuevos capítulos este martes. Unos episodios en los que la figura protagonista es su padre, Pedro Carrasco. Rociito habla de su faceta como padre y de su presencia como uno más de la familia después de poner fin a su matrimonio con la cantante. Además, revela la última conversación que mantuvo con él antes de su fallecimiento el 27 de enero de 2001.