Ricky Martin. / EFE

Ricky Martin recibe una orden de alejamiento por violencia doméstica

Su equipo legal ha desmentido rotundamente las acusaciones contra el cantante puertorriqueño

JOAQUINA DUEÑAS Madrid

Ricky Martin (50) se ha visto envuelto en una importante polémica después de que la Policía de Puerto Rico confirmara que está procesando una orden de protección contra el cantante por violencia doméstica. El artista habría sido denunciado por una persona cuya identidad no se ha revelado con quien se habría relacionado «por siete meses y se separaron hace dos», según publicaba el periódico puertorriqueño 'El Vocero', que ha tenido acceso al documento de la demanda.

Según explica el denunciante, el intérprete de 'La mordidita' no ha asimilado la separación y habría continuado llamado con frecuencia al demandante. Además, habla de merodeo alrededor de su casa en al menos tres ocasiones por lo que «el peticionario teme por su seguridad». En este sentido, indica que «se ha demostrado que existe una posibilidad sustancial de riesgo inmediato de maltrato». La presunta víctima no acudió a la policía a denunciar los hechos sino que directamente se dirigió a los tribunales, según recoge la agencia Associated Press, que ha podido hablar con las fuentes policiales.

Así, la jueza Raiza Cajigas Campbell, del Tribunal de primera instancia de San Juan, ha sido la encargada de expedir la orden de alejamiento contra Martin. Un documento que le prohíbe acercarse, molestar, intimidar o amenazar al denunciante. Tampoco puede contactarle en modo alguno, llamarle por teléfono o enviarle mensajes de texto o de voz a ninguno de sus números de contacto y eso incluye el teléfono personal, pero también el del trabajo o de los familiares y amigos, así como las redes sociales y los correos electrónicos.

La orden se firmó el viernes pasado y este mismo fin de semana el equipo legal de artista se apresuraba a desmentir las acusaciones calificándolas de «completamente falsas». «Estamos seguros de que cuando los verdaderos hechos salgan a la luz en este asunto, nuestro cliente será plenamente reivindicado», aseguran en un comunicado difundido por Perfect Partners, responsables de las relaciones públicas del músico.

Las autoridades policiales visitaron el exclusivo barrio de Dorado en el que se encuentra la casa familiar de Ricky Martin para hacer efectiva la orden judicial, si bien, el portavoz de la policía, Axel Valencia, explicó que, por el momento, la policía no había podido dar con él.

Valencia también ha precisado que será un juez quien determine posteriormente en una audiencia si la orden debe mantenerse o ha de ser retirada. La vigencia habitual de este tipo de órdenes en el país caribeño es de, al menos, un mes.

A Ricky Martin se le acumulan los problemas ya que esta misma semana tiene que enfrentarse a una demanda que presentó su exmánager Rebecca Drucker, con quien trabajó desde el 2014 hasta el 2022. La agente le exigen casi tres millones de euros en comisiones impagadas.

Hasta el momento, el artista ha evitado hacen ningún tipo de comentario en primera persona sobre estas cuestiones y desde hace días tampoco actualiza sus redes sociales. En su última publicación muestra un momento de la grabación del videoclip de su próxima canción.