La reina de las mañanas regresa a la pequeña pantalla

Ana Rosa Quintana retoma su papel al frente del programa que lleva su nombre después de once meses

JOAQUINA DUEÑAS

Ana Rosa Quinta vuelve hoy a la televisión y lo hace por todo lo alto, con dos entrevistas a sendos pesos pesados de la política y del corazón. El pasado viernes se confirmaba que en su regreso la reina de las mañanas tendría en frente al presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijoo, y al torero José Ortega Cano, que lleva meses siendo protagonista de la crónica social por las desavenencias con su mujer, Ana María Aldón.

«Me siento como una novata en su primer día de programa», decía la presentadora ante el nuevo reto. «Han pasado once meses y estoy deseando reencontrarme con mis compañeros, con los espectadores, que me han acompañado tanto durante estos largos meses, y con la bendita rutina», continuaba. «Llevo 30 años haciendo programas en directo y es la segunda vez que me alejo unos meses de mi pasión: el periodismo y contar la vida en directo», recordaba. «La anterior fue muy feliz por mi embarazo y esta ha sido un poco más complicada, pero también con final feliz», confesaba. «Tengo ganas, ilusión y la necesidad de contar cada mañana el momento, también complicado, que nos ha tocado vivir», decía ante su inminente vuelta.

Periodista por vocación, señalaba que «han ocurrido muchas cosas y muy importantes en estos meses; acontecimientos de los que me hubiera encantado ser testigo en directo, pero nos espera un tiempo apasionante que espero seguir narrando con ilusión y esperanza y, sobre todo, seguir sintiendo el apoyo de los espectadores y mis compañeros que tanto me han ayudado en los días duros».

Los últimos días los ha pasado «preparando la vuelta», según ella misma ha declarado. «La verdad es que todo este tiempo ha sido tan bonito, el cariño y todo», ha reconocido al tiempo que ha agradecido las numerosas muestras de cariño que ha recibido de los compañeros y que descrito como «superemocionante».

Madrileña de pura cepa ha sabido imprimir su personalidad a los diferentes proyectos en los que ha participado hasta convertirse en un referente de las mañanas televisivas. Licenciada en Periodismo, comenzó su andadura en las ondas, primero en Radio Nacional de España y luego en Radio Intercontinental. Su salto a la televisión fue en 1982, de vuelta a la cadena pública para presentar la edición de noche del telediario junto a Alberto Delgado. Tras una estancia en Nueva York para estudiar inglés, regresó a España para dirigir y presentar 'Las tardes de RCE' en Radiocadena Española.

En 1994 volvió a la televisión, esta vez para quedarse, primero con 'Veredicto' y luego, con 'Nunca es tarde'. Su popularidad fue creciendo y tres años después, en 1997, llegó el primer programa con su nombre: 'Sinceramente Ana Rosa Quintana', seguido de 'Extra Rosa', un espacio de sobremesa centrado en la crónica social que se convirtió en líder de audiencia. Solo un año después arrancaría la andadura de 'Sabor a ti', un programa vespertino que se convirtió en buque insignia de Antena 3 hasta que en 2004 decidió no renovar. El 10 de enero de 2005 se estrenaba 'El programa de Ana Rosa' y la popular presentadora se convertía en la reina de las mañanas.

Una extensa carrera profesional que le ha hecho merecedora de numerosos reconocimientos como cinco TP de Oro como mejor presentadora, un Micrófono de Oro en 2004 y el premio Ondas en 2011, entre otros.

En todo este tiempo, como ella misma ha dicho, solo se ha alejado de la pequeña pantalla en dos ocasiones. La primera durante el embarazo de sus mellizos Juan y Jaime que nacieron en 2004 y la segunda, este último año, por enfermedad. Ana Rosa tuvo a su primer hijo, Álvaro, en 1986, fruto de su matrimonio con el también periodista Alfonso Rojo, con quien estuvo casada desde 1983 a 1987. Tras su separación se la relacionó con el director de cine José Luis Garci.

La periodista encontró la estabilidad sentimental al lado del ingeniero sevillano Juan Muñoz, con quien se casó en mayo de 2004, y es padre de sus hijos menores. En 2016 llegaba otro de sus hitos personales, la boda de su hijo mayor, en la que ejercía de madrina, y que se convirtió en uno de los eventos sociales de la temporada.

El pasado mes de noviembre anunciaba que se retiraba temporalmente de la televisión para centrarse en la recuperación de un cáncer de mama. «Afortunadamente está localizado, no hay metástasis, pero requiere un tratamiento intenso que me va a mantener alejada de este plató, de estos compañeros, que también son mi familia», se despedía. Desde entonces, la hemos visto en contadas ocasiones y fue una sorpresa descubrir su nueva imagen, con el pelo muy corto y rubio.

No era la primera vez que la periodista pasaba por este trance. En 2010 le diagnosticaron un tumor de grado uno del que no dijo nada. «En julio de 2010 me lo diagnosticaron, yo empezaba mis vacaciones y me operaron el 2 de agosto», revelaba ocho años después. «No necesité quimioterapia. Venía aquí (al plató) todos los días, hacía el programa, me sentaba al lado de Joaquín Prat y luego me iba a radioterapia… No cogí ni un día de baja», explicaba en 2018. «Si no lo conté entonces es porque tenía dos niños de seis años y no quería que se asustaran. Y mi madre vivía, era muy mayor y me prometí que no lo diría hasta que ella no estuviera», confesaba. Afortunadamente, entonces, como ahora, superó la enfermedad.