Borrar
Máxima y Letizia. EFE
La reina Letizia reaparece de pie y con tacones en el último día de visita oficial a Holanda

La reina Letizia reaparece de pie y con tacones en el último día de visita oficial a Holanda

El neuroma de Morton que sufre la esposa de Felipe VI la obligó a permanecer sentada durante el besamanos previo a la cena de gala del miércoles

Joaquina Dueñas

Jueves, 18 de abril 2024, 15:21

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Después de que la reina Letizia se viera obligada a permanecer sentada durante el besamanos previo a la cena de gala ofrecida por los monarcas holandeses, Guillermo y Máxima de Orange, en la noche del miércoles, todos los objetivos estaban pendientes de cómo sería la siguiente aparición de la esposa de Felipe VI que tenía prevista para el jueves una apretada agenda junto a su homóloga holandesa. Las reinas han llegado sonrientes y saludando al público congregado en los alrededores de las instalaciones de LAB6, una entidad que organiza actividades relacionadas con el deporte y la cultura para jóvenes y adolescentes. Así, hemos vuelto a ver a la madre de la princesa Leonor de pie y con tacones.

Ambas han entrado caminando hasta el lugar en el que se realizaba el encuentro con varias organizaciones para valorar la importancia de crear puntos accesibles en los que los jóvenes puedan acceder sin cita previa para velar por su salud mental. Tras las charlas, durante las que las monarcas han permanecido sentadas, han recorrido el edificio para conocer las diferentes iniciativas que se llevan a cabo.

Para la ocasión, Letizia ha elegido un zapato mule de color fucsia con unos discretos tacones 'kitten heels' (tacón de aguja de menos de cinco centímetros con una ligera curva) al objeto de minimizar el dolor que le provoca el neuroma de Morton, una dolencia relacionada con el uso de cazado de punta estrecha y de tacones altos, como los doce centímetros de las sandalias que llevó durante la cena de gala. Unos zapatos que ha combinado con un vestido color coral con mangas murciélago y un abrigo rosa que ha lucido durante la jornada.

Por su parte, Máxima de Países Bajos ha optado por un conjunto de tono neutro. Un vestido con cuerpo ceñido y falda evasé hasta la rodilla de tejido brillante en el cinturón y terminación deshilachada. Como complementos, la reina holandesa ha lucido una diadema gruesa con aplicaciones de brillantes doradas, bolso de mano del mismo color, guantes y zapatos de tacón de ante. Además, ha incorporado un detalle especial, la Gran Cruz de la Real y Distinguida Orden Española de Carlos III que el rey Felipe VI le otorgó el pasado 26 de marzo.

Tras su paso por la LAB6, las reinas se han trasladado al Festival de Cine Español de Ámsterdam en el Teatro Real Tuschinski, donde se ha celebrado un coloquio sobre la película 'Campeonex' con la asistencia de 500 estudiantes.

Paralelamente, los reyes Felipe y Guillermo han presidido un foro con empresas holandesas y españolas del sector Fintech y de la ciberseguridad. Más tarde, el monarca español ha visitado los Estados Generales en La Haya y se ha reunido con el presidente del Senado y el presidente de la Cámara de Representantes. Los monarcas han comido juntos para participar posteriormente en la reunión prevista con el Instituto Holandés de Relaciones Internacionales Clingendael y el Real Instituto Elcano. Luego, ha llegado el turno de conocer el Centro Europeo de Investigación y Tecnología Espacial en Noordwijk, sede de la Agencia Espacial Europea.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios