Un gato pone la música a tope y amarga el sueño a sus vecinos

El felino, que estaba solo en casa, encendió el aparato de música y puso el volumen al máximo

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria

Los vecinos de un bloque de pisos en Lugo, se vieron obligados a llamar a la Policía de madrugada porque era imposible conciliar el sueño. El responsable era un vecino que había montado una fiesta con la música a tope. O al menos eso era lo que ellos pensaban. Cuando los uniformados se personaron en el domicilio en cuestión, comprobaron que en la casa no había nadie. El único que estaba participando en el jolgorio era un gato, que se había quedado solo y, al parecer, con ganas de marcha.

Algunos vecinos todavía no se pueden creer la situación tan surrealista, y todavía hay algunos que lo ponen en duda, y que creen que utilizaron al animal como excusa.

Sin embargo, el gato tenia antecedentes: según reconoció después su dueño, tiene por costumbre poner la música a todo volumen, ya que su amigo 'dj' no necesita ayuda para montar una buena fiesta.