Castillo de Windsor, lugar donde la reina Isabel II realiza su cuarentena tras dar positivo en covid. / Reuters

Preocupación por la salud de la reina Isabel II

La cancelación de una reunión virtual confirma la continuidad de síntomas de covid en ella

ÍÑIGO GURRUCHAGA Corresponsal en Londres

La cancelación por la reina Isabell II de una reunión virtual este martes ha provocado especulación sobre su estado de salud. El Palacio de Buckingham, residencia oficial de la monarquía británica, anunció el domingo que había dado positivo en un test de covid-19 y que padece los síntomas típicos de un resfriado de nivel moderado.

Isabel II cumplirá 96 años el 21 de abril y ha reducido su actividad pública. La pandemia le llevó a permanecer confinada en el Palacio de Windsor. El pasado año sufrió además el duelo por el fallecimiento de su marido, Felipe de Edimburgo. Y en octubre fue ingresada en un hospital privado, para someterse a análisis que no se han especificado.

Aunque pasó en la mansión de Sandringham, en el este de Inglaterra, las fechas del septuagésimo aniversario de la muerte de su padre, Jorge VI, y del inicio de su reinado, Isabel II reside de nuevo en Windsor. Desde allí recibió en audiencia la pasada semana al embajador de España, José Pascual Marco Martínez, en su presentación de credenciales. En la ceremonia la reina hablaba a una cámara en Windsor y el embajador respondía en pie ante una pantalla, en el Palacio de Buckingham, en el centro de Londres.

Dudas

La reina recibió en persona al día siguiente, el 16 de febrero, a dos militares, cesante y sucesor en la tarea de enlace entre la monarquía y las fuerzas armadas. En esa reunión, Isabel II les advirtió de que tenía una movilidad limitada. Este miércoles había curiosidad entre los cronistas de la realeza sobre si la monarca mantenía por teléfono la conversación semanal con el primer ministro, o también la cancelaba.

La reina Isabel II está vacunada y esa protección evita el empeoramiento crítico de la enfermedad en la gran mayoría de los casos. Pero a su avanzada edad y con problemas de salud que no se han especificado, el inicio de las celebraciones de su Jubileo de Platino está ahora teñido por la preocupación sobre su infección, y también sobre su capacidad de recuperarse para cumplir su agenda y sumarse a los eventos del mes de junio.

Sus hijos no ayudan a su optimismo. El entorno del príncipe Carlos es investigado por la Policía, como consecuencia de indicios de que se prometieron títulos honoríficos al menos a un donante de fondos a la Fundación del Príncipe. Andrés está cerrando este mes un procedimiento judicial en Nueva York con acusación de violación y abusos sexuales, pagando compensaciones a una mujer de la que afirma que nunca se han visto.