Borrar
Directo Horkas: «Acepto el reto de jugar en la UD, estoy preparado»
Nacho Cano. Efe
Nacho Cano: «El criminal no soy yo, es la Policía»

Nacho Cano: «El criminal no soy yo, es la Policía»

El artista se defiende tras su arresto y después de haber sido acusado de un delito contra los derechos de los trabajadores y favorecer la entrada de mano de obra ilegal

Iker Cortés

Madrid

Martes, 9 de julio 2024, 17:22

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

«Esto es una maniobra absolutamente orquestada. El criminal no soy yo, es la Policía y debería ser investigada por ello». Así de rotundo se ha mostrado Nacho Cano, en la rueda de prensa que ha ofrecido este martes para defender su inocencia, después de haber sido detenido hoy, acusado de un delito contra los derechos de los trabajadores y de favorecer la entrada de mano de obra ilegal con motivo del musical 'Malinche'.

Desde el despacho de abogados Cremades & Calvo-Sotelo en Madrid y arropado por dos letrados, parte del equipo del musical y diecisiete becarios, el músico, visiblemente molesto, vinculó su detención con su apoyo reiterado a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, a lo largo de estos últimos años. «Como ya han ido a por su novio, a por su hermano o a por su padre, el que les queda soy yo», explicó. Pero no se quedó ahí y apuntó al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, pues aseguró que la de ayer era una operación policial «dirigida» que tenía por objetivo «llevar la atención a otro sitio que no sea la imputación de la mujer del presidente del Gobierno», Begoña Gómez.

Cano explicó que salió de la comisaría a la que fue a declarar pasados diez minutos. «Me han tomado la huella y ya está», dijo. Y sin tener conocimiento de los cargos de los que se le acusa, apostilló su abogada. Además, aseguró que los diecisiete alumnos becados en su producción han interpuesto 17 denuncias contra la Policía por «coacción», ya que se presentaron doce agentes y «les llegaron a mirar los móviles». «Yo ya tengo mi edad que me espero de todo, así que si me encuentran muerto en una cuneta, ya saben quién ha sido», llegó a decir. Según comentó el letrado, «todas las personas están en situación de regularidad y han llegado legalmente».

«Una persona conflictiva»

Durante la rueda de prensa, Cano aprovechó la oportunidad para contar su versión de los hechos. Explicó que estaban preparándose para que el musical viajara a México y que desde allí se les ofreció la posibilidad de contar con varios alumnos becados para que se formaran en la producción y luego regresaran a su país para desarrollar la obra allí. «No están quitando ningún trabajo y vienen con todas las cuestiones legales cumplidas», señaló.

Pero en las primeras semanas surgieron «problemas» con una persona «conflictiva» y se tomó la decisión de apartarla del programa. «Se decide que esta persona se tiene que volver a México, se le pone billete y no quiere y amenaza con que va a denunciar», detalló Cano. Hace dos semanas se presentan «doce personas de la Policía con una inspectora de trabajo en la escuela donde se imparten clases», continuaba el exmiembro de Mecano.

En su opinión, ahí empezó la coacción: «No hacen falta doce policías para controlar a esta gente, que la mayor parte son chicas, a menos que quieras achantar o coaccionar». Según relata el músico, los alumnos becados estuvieron desde las 14:00 hasta la 1:00 de la mañana en comisaría. Una semana después le notificaban también al productor que tenía que ir a declarar. «Nadie me dice que me van a detener, pero ya me imaginaba que todo esto tiene un trasfondo que no era simplemente el que parecía, en un país lleno de inmigrantes ilegales por un tubo que viven del dinero del Estado», aseguraba.

Por esta razón, el día antes de su declaración, se decidieron poner las 17 denuncias por el trato «achantador» sufrido por los jóvenes y Cano ha apuntado al jefe de la comisaría de Leganitos, el comisario Alberto Carba, «muy supeditado a Marlaska».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios