La Princesa de Asturias y la infanta Sofía ponen voz al Quijote en su lectura virtual y solidaria

La Princesa de Asturias y la infanta Sofía han reaparecido en público en plena crisis sanitaria. Las hijas de los Reyes han participado este jueves en la lectura virtual del Quijote organizada por el Círculo de Bellas Artes con el objetivo, según explican desde la Zarzuela, de apoyar la cultura y de fomentar la lectura en niños y jóvenes, especialmente, «en este duro momento en el que nos encontramos».

COLPISA / MADRID

La pandemia del coronavirus ha hecho imposible este año celebrar, como cada 23 de abril, la entrega del Premio Cervantes 2019 a Joan Margarit, pero los Reyes han centrado igualmente su agenda en esta efeméride. Por la mañana, don Felipe y doña Letizia se han reunido por videoconferencia con responsables del Instituto Cervantes como el director Luis García Montero, la secretaria general Carmen Noguero, y el director en la sede de Nueva Delhi Òscar Pujol.

El poeta Joan Margarit, ganador de la última edición del Premio Cervantes, ha sido el encargado de inaugurar la lectura virtual a las 18.00 horas. A continuación, y dentro del primer capítulo de la novela, han intervenido la Princesa de Asturias y la infanta Sofía. Tras ellas, han tomando también la palabra la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, el ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribes o el alcalde de la capital, José Luis Martínez Almeida, entre otros, completando así algunos de los capítulos más destacados del Quijote.

Concretamente, la Princesa Leonor ha leído el siguiente pasaje: «Frisaba la edad de nuestro hidalgo con los cincuenta años; era de complexión recia, seco de carnes, enjuto de rostro, gran madrugador y amigo de la caza. Quieren decir que tenía el sobrenombre de Quijada, o Quesada, que en esto no hay alguna diferencia en los autores que deste caso escriben; aunque por conjeturas verosímiles se deja entender que se llama Quijana. Pero esto importa poco a nuestro cuento: basta que en la narración dél no se salga un punto de la verdad».

Por su parte, la Infanta Sofía, ha leído el siguiente párrafo: «Es, pues, de saber que este sobredicho hidalgo, los ratos que estaba ocioso, que eran los más del año, se daba a leer libros de caballerías, con tanta afición y gusto, que olvidó casi de todo punto el ejercicio de la caza, y aun la administración de su hacienda; y llegó a tanto su curiosidad y desatino en esto, que vendió muchas hanegas de tierra de sembradura para comprar libros de caballerías en que leer, y así, llevó a su casa todos cuantos pudo haber dellos».

Esta ha sido la primera vez que la hija menor de don Felipe y doña Letizia ha hablado en público. En su momento, los Reyes decidieron que la primera vez que se escuchara en público a la princesa Leonor fuera leyendo la Constitución, y han decidido que el estreno de Sofía fuera leyendo la obra universal de Miguel de Cervantes en este día tan señalado.

Los Reyes han querido felicitar expresamente a Joan Margarit, actual Premio Cervantes y han realizado también llamadas telefónicas al alcalde de Alcalá de Henares, Javier Rodriguez Palacios; al rector de la Universidad de Alcalá, José Vicente Saz y al ministro de Cultura, José Manuel Rodríguez Uribes. En todas las conversaciones se ha puesto en valor la importancia del español en el mundo, el interés por redoblar el fomento a la Lectura y los deseos compartidos porque los efectos de la pandemia sobre el mundo de la cultura puedan ser revertidos lo antes posible.