Orquesta Filarmónica de Gran Canaria

La OFGC abre su temporada de abono con la ‘Resurreción’ de Mahler

19/09/2018

El concierto del viernes, dirigido por Chichon en el Alfredo Kraus, cuenta con más de un centenar de instrumentistas, a los que se suman dos coros y las solistas Ève-Maud Hubeaux y Elisandra Melián.

Karel Mark Chichon dirige eel concierto de apertura de la temporada de abono 2018-2019 de la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria (OFGC), que se desarrolla el próximo viernes, día 21, con un programa que incluye la Sinfonía nº 2, Resurrección, de Gustav Mahler, una de las creaciones sinfónico-corales más importantes de la historia de la música y que la formación insular ofrece por vez primera. Este concierto inaugural tendrá lugar en el Auditorio Alfredo Kraus, a partir de las 20.00 horas.

Para afrontar la monumental pieza mahleriana, que cuenta con una extraordinaria plantilla orquestal de más de 100 músicos, el director artístico y titular de la OFGC ha reunido un reparto vocal encabezado por dos destacadas solistas, la mezzosoprano Ève-Maud Hubeaux y la soprano Elisandra Melián, a las que se suman las fuerzas del Coro de la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria y el Coro ACO de la Ópera de Las Palmas de Gran Canaria, dirigidos por Jaume Miranda.

La interpretación de la Sinfonía Resurrección de Mahler constituye una apuesta distintiva del proyecto artístico diseñado para la OFGC por Chichon, para quien esta partitura constituye un desafío artístico y técnico del máximo nivel tanto para la orquesta como para el director.

Compuesta entre 1888 y 1894, Mahler plasmó en la Segunda su concepto musical totalizador mediante una perfecta fusión entre la orquesta y la voz humana, dentro de una visión trascendente de la existencia que parece impulsarse desde el dolor de la Marcha fúnebre (Totenfeier) con que se abre la obra hasta la grandiosa afirmación vital del movimiento coral conclusivo sobre textos de Klopstock, a los que Mahler añade su propia rúbrica Moriré para vivir.

estreno de díaz-jerez. Este concierto de apertura marca otro importante eslabón de la apuesta de la OFGC por la creación contemporánea, con la inclusión del estreno de Spectra Fractalis del tinerfeño Gustavo Díaz-Jerez, obra ganadora del Concurso de Composición Musical 2018 de la Fundación de Arte y Pensamiento Martín Chirino.

En la nota que acompaña la partitura, Gustavo Díaz-Jerez, un habitual en varias ediciones del Festival de Música de Canarias, explica que «Spectra Fractalis se inspira en la aparente paradoja entre el estatismo y dinamismo de la escultura Herramienta poética e inútil de Martín Chirino, la cual oscila muy ligera y sutilmente en su enclave en el Castillo de La Luz».

Añade el pianista y compositor tinefeño que «la forma de la obra y su desarrollo toman como guía la propia estructura de la escultura, sencilla y ligera a la vez que robusta y enigmática. El modelo espectral resultante de la transformación de la imagen a sonido sirve como materia prima sobre el cual se construye la obra» que este viernes verá la luz junto a la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria.