Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este sábado 15 de junio
El padre de Daniel, el actor Rodolfo Sancho (d), sale del tribunal de Tailandia Efe
Juicio a Daniel Sancho: «Edwin quería tener sexo conmigo. Se abalanzó, le empujé y se cayó»

Juicio a Daniel Sancho: «Edwin quería tener sexo conmigo. Se abalanzó, le empujé y se cayó»

Tras el testimonio del chef español han declarado el médico forense Manuel Carrillo y el psicólogo forense Pedro Mateo

Joaquina Dueñas

Miércoles, 1 de mayo 2024, 17:36

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Este miércoles, 1 de mayo, ha terminado la declaración de Daniel Sancho, acusado de asesinar presuntamente al médico colombiano Edwin Arrieta el pasado 2 de agosto en Tailandia. Después de haber respondido a sus abogados durante aproximadamente cuatro horas en la primera sesión, tocaba el turno de la Fiscalía. Su objetivo: desmenuzar el testimonio del español para dar con las contradicciones o inconsistencias que pudieran demostrar la premeditación de los hechos. Así, lo ha explicado el abogado de la acusación, Metapon Suwancharern, antes de entrar la sala. La intención ha sido confrontar el relato de los hechos de Sancho con las pruebas que se han venido aportando desde el pasado 9 de abril, cuando comenzó el procedimiento, y con las declaraciones de los testigos que han pasado por el tribunal.

El fiscal Jeerawat Sawatdichai ha realizado un incisivo y minucioso interrogatorio, durante tres horas, en el que además ha participado la coacusación, que representa a la familia Arrieta. Al abogado defensor de Sancho, Apichart Srinual, también le han permitido formular nuevas preguntas a su cliente. Como hizo en la sesión anterior, Sancho ha respondido en español y en inglés, para, posteriormente, ser traducido al tailandés.

La Fiscalía acusa al hijo de Rodolfo Sancho de los delitos de asesinato premeditado, ocultación del cadáver y destrucción de documentación ajena. En este sentido, Sancho se ha declarado no culpable tanto del asesinato como de la destrucción de documentación ajena, si bien ha aceptado el cargo de ocultación del cadáver. Así, ha explicado que compró el kayak para esconder el cadáver del cirujano y ha confesado que limpió la habitación. Lo que ha seguido negando es que comprara los cuchillos para matar a la víctima, sosteniendo su versión de la que la muerte se produjo por un golpe en la cabeza en el fragor de un enfrentamiento. «Edwin quería tener sexo conmigo y le dije que no. Se abalanzó sobre mí, quería tener relaciones sexuales conmigo. Le empujé y se cayó», dijo el martes.

Daniel ha vuelto a contar con el apoyo incondicional de sus padres, Rodolfo Sancho y Silvia Bronchalo, en la sala. No en vano, el actor renunció a la oportunidad de declarar para poder permanecer al lado de su hijo durante su testimonio. Por su parte, la posibilidad de que la madre declarara no se ha contemplado en ningún momento, tal como explicaba en el programa 'TardeAr' Carolina Castro, letrada de Bronchalo. «Nosotros no hemos intervenido ni tomado decisiones. Sí que hemos sabido el desarrollo y hemos tenido acceso al sumario, así como hemos asesorado a Silvia con nuestros conocimientos jurídicos, pero no ha habido intervención en el proceso judicial», precisaba la abogada que recordaba que su clienta no había sido propuesta en ningún momento como testigo.

Tras la declaración de Sancho se ha producido un receso y la sesión se ha retomado con el testimonio del médico forense Manuel Carrillo y con la del psicólogo forense Pedro Mateo. El primero ha acudido a la sala para ratificar un informe de parte sobre la muerte de Edwin Arrieta en el que se demostraría que el golpe en la cabeza del médico es compatible con el relato del golpe accidental que hace el acusado. Por su parte, Mateo ha analizado el comportamiento del acusado en lo que se refiere al descuartizamiento y ha valorado la posibilidad de enajenación que pudo vivir Daniel tras comprobar el fallecimiento de la víctima.

El fiscal ha salido de la sala antes que la partes y ha reiterado el mismo mensaje que viene sosteniendo en los últimos días y que tiene que ver con la dificultad de demostrar la premeditación ya que faltan partes del cuerpo de la víctima y no se ha encontrado el arma del crimen. Precisamente la premeditación es la piedra angular de este caso ya que determina la posibilidad de que la condena sea de pena de muerte.

Por su parte, el abogado español de la familia Arrieta, Juan Gonzalo Ospina, ya ha anunciado que denunciará cualquier irregularidad que observen y ha avanzado que «si no hay justicia», recurrirán tanto como sea necesario, aunque la causa se alargue durante años.

Aunque ha llegado a barajarse la posibilidad de que el juicio quedara visto para sentencia este mismo miércoles, Rodolfo Sancho lo negaba a la salida de la corte mientras desde el programa 'Mañaneros' de RTVE recordaban que faltaría el testimonio de un testigo protegido con el que la defensa buscaría demostrar que Edwin había acosado a otra persona además de a Daniel.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios