Isabel Preysler y Mario Vargas Llosa. / Archivo

Isabel Preysler y Mario Vargas Llosa, juntos a pesar de los rumores

La publicación de unas imágenes en las que el Premio Nobel sale a primera hora de su antigua casa familiar hizo saltar las alarmas

JOAQUINA DUEÑAS

La revista 'Semana' ha publicado unas fotografías en las que se puede ver a Mario Vargas Llosa saliendo de su antigua casa familiar en Madrid a primera hora de la mañana, a esas «ambiguas horas que cruzan al borracho y al madrugador» que cantaba Sabina. Según relata la publicación, cuando todavía las calles estaban prácticamente vacías, el escritor aparecía con ropa deportiva para salir a caminar. Una vez terminado el recorrido, regresaba al mismo portal. El paseo matutino forma parte de la rutina habitual del premio Nobel de 86 años para mantenerse en forma ya que su actividad habitual está centrada en la lectura y la escritura.

Estas imágenes hicieron saltar todas las alarmas ya que, hasta donde se conocía, Vargas Llosa compartía residencia con su actual pareja, Isabel Preysler (71), en su mansión de la exclusiva urbanización Puerta de Hierro. Según 'Semana', Vargas Llosa llevaría más de diez días instalado en su piso, donde reside y pernocta. De hecho, subrayan que «las imágenes son de varios días», por lo que los rumores de posible distanciamiento entre la pareja no tardaron en aparecer. Esta sería la primera vez que el escritor habría dejado la vivienda de la socialité desde que decidieron compartir sus vidas tras el divorcio de su mujer Patricia. En el reparto, el céntrico piso de Madrid fue a parar al literato mientras que ella se quedaba con el apartamento de Nueva York y su residencia de Lima en Perú.

En todo caso, las especulaciones fueron zanjadas rápidamente por la propia Isabel Preysler a través de la revista 'Hola' que se puso en contacto con la madre de Tamara Falcó. Isabel desmintió cualquier tipo de distanciamiento y confirmó que la pareja continúa residiendo en la villa de Puerta de Hierro. Según la versión de 'Hola', el piso del centro de Madrid alberga numerosos libros del escritor por lo que acude allí habitualmente. Además, es el punto de reunión de Vargas Llosa con su familia. Cabe recordar que el premio Nobel tiene tres hijos adultos con la que fuera su mujer, Álvaro (56), Gonzalo (55) y Morgana (48). Fueron precisamente ellos quienes informaron sobre el estado de salud de su padre durante su convalecencia por el covid 19 que superó el pasado mes de abril.

Dos versiones diferentes pero compatibles sobre la relación de la pareja a la que se pudo ver junta el pasado 21 de junio en el Ateneo de Madrid durante la presentación del último libro del escritor, 'La mirada quieta (de Pérez Galdós)', un ensayo en el que analiza la obra del reconocido novelista y dramaturgo español. Solo unos días antes, también asistieron a la entrega de la Gran Cruz de la Orden de Isabel la Católica al presidente del Teatro Real, Gregorio Marañón, que se celebró en el Palacio de Viana. Desde que se enamoraran hace siete años, es habitual que Isabel acompañe al literato en sus diferentes eventos culturales.

La familia está viviendo estos días la cuenta atrás para una de las citas más importantes del verano: la boda de Álvaro Castillejo Preysler, sobrino de Isabel, hijo de su hermana Beatriz, fallecida en 2011. Será el próximo 9 de julio en Sotogrande y la socialité ejercerá de madrina, algo que, según ha dicho en alguna ocasión, le hace mucha ilusión. Una de las principales incógnitas de esta cita es si podremos ver a la exmujer de Julio Iglesias acompañada por sus cinco hijos: Chabeli, Enrique y Julio José Iglesias, Tamara Falcó y Ana Boyer ya que Álvaro es como un hermano más para ellos. La otra es si viendo a su primo, se animarán a dar el paso Tamara y su pareja, Íñigo Onieva, cumpliendo el dicho de que de una boda sale otra boda.