Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este lunes 26 de febrero
La princesa Imán, segunda hija de los reyes de Jordania, y Jammel Alexander, durante la boda. Jordan TV
Imán de Jordania abandona la soltería en un glamuroso enlace

Imán de Jordania abandona la soltería en un glamuroso enlace

Su relación con Jameel Alexander Thermiotis, su novio de origen griego nacido en Venezuela, se mantuvo en secreto hasta julio pasado

Joaquina Dueñas

Domingo, 12 de marzo 2023, 23:48

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La Corte Hachemita está de celebración. Los reyes Abdalá y Rania de Jordania casaron a la princesa Imán con Jammel Alexander Thermiotis. La ceremonia se celebró este domingo por la tarde en Amán, sin representación de miembros de otras casas reales, en un luminoso salón del palacio Beit Al Urdun, dentro del exclusivo distrito de la capital de Dabouq, que estaba decorado con mimo para la ocasión.

Fue la propia reina Rania quien compartió en sus redes sociales un vídeo con detalles de la decoración, con velas blancas y motivos florales del mismo color. «Que Dios los bendiga y termine bien. Todo está preparado para el gran día de Imán», escribía Rania.

Abdalá y Rania recibieron a los 150 invitados en un besamanos que duró unos veinte minutos. Rania eligió para la ocasión un vestido de seda plisada de color nude firmado por Dior, con mangas de farola, cuello chimenea y detalles de fruncidos geométricos en la zona del escote y en la cintura. También de Dior era la cartera de mano de color plateado con la que completaba su estilismo.

El penúltimo en llegar fue el novio, Jameel Alexander Thermiotis, que saludó cariñosamente a sus suegros con dos besos. Poco después hizo su aparición la novia, la princesa Imán, acompañada por su hermano mayor, Husein bin Al Abdulá, príncipe heredero de la corona jordana que también contraerá matrimonio el próximo 1 de junio, tocado con el tradicional 'hatta' (pañuelo de cuadros rojos y blancos).

La familia real, ilusionada

La novia lució un vestido de corte clásico y aire romántico, con manga larga y transparencias en la zona del escote. El cabello recogido en un moño bajo y un largo velo tocado por una tiara de estreno. Con todos los invitados ya dispuestos, Rania se sentó en primera fila junto a su futura nuera, Rawja -de amarillo eléctrico-, y sus hijos menores, la princesa Salman y el príncipe Hashem, a los que se vio ilusionados con el enlace de su hermana.

El rey Abdalá ocupó un lugar de preferencia frente al imán que ofició la ceremonia nupcial y al lado del sofá en el que se sentaron los novios. Uno de los momentos más emotivos fue el tierno abrazo que se dieron madre e hija al finalizar la breve ceremonia.

El anuncio de la boda fue toda una sorpresa para los jordanos ya que Imán y su novio, de origen griego y nacido en Venezuela, mantuvieron su relación prácticamente en secreto hasta que se hizo público su compromiso el pasado julio. Luego fue la propia reina Rania quien comunicó la noticia del enlace apenas unos días antes del gran día. Lo hizo compartiendo imágenes inéditas de su hija desde su nacimiento. También compartió con sus miles de seguidores imágenes de la Fiesta de la Henna, una celebración tradicional en honor a la novia.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios