Una tarde de paddle surf con Noemí Santana...

«He crecido en Las Canteras»

    Cargando reproductor ...
12/08/2017

«Suelo ir más a l a zona del Confital que a Las Canteras, porque toda mi familia es de La Isleta y estamos muy vinculados al mar».

La líder y portavoz de podemos en el Parlamento de Canarias, Noemí Santana, está actualmente de «semivacaciones». La grancanaria de 34 años, natural de La Isleta, se animó desde el primer momento a pasar una tarde diferente con C7 en la playa de Las Canteras. «Es la primera vez que voy a hacer paddle surf, he estado un rato viendo a la gente y no parece muy difícil pero vamos a ver cómo se nos da el equilibrio», dice animada mirando al mar. Estrenando su licra morada, Santana recibió algunas instrucciones de Eduardo Acosta, de la escuela Mojo Surf, antes de meterse al mar en la zona hotel del Reina Isabel con la tabla y el remo. Muy activa en redes sociales, Noemí Santana valora esta herramienta como la ventana «para ver la realidad de las calles» y no quedarse en la «burbuja de las instituciones». Sobre la gente que solo se dedica a insultar sin argumentos opina: «Me parece bien que critiquen, pero de manera constructiva y para mejorar las cosas. No entiendo a la gente que simplemente insulta. ¡Qué aburridas tienen que ser sus vidas!, ¿no?».

Sus planes para el verano son viajar -«es el mejor dinero invertido»- y leer novelas, ahora que puede apartar tantos informes y documentos políticos. Santana valora positivamente su corta vida política desde junio de 2015, donde dice que ha aprendido mucho y conocido a muchísima gente que de otra forma no hubiera podido tratar. «Y sobre todo la oportunidad de poder ayudar a la gente, que no es tanto como nos gustaría porque no estamos en el Gobierno, que es donde se pueden emprender acciones para cambiar las cosas», asegura la parlamentaria. Le preocupan el paro y la precariedad laboral en jóvenes y en mayores de 45 años y asegura que «es un problema de difícil solución aplicando las actuales políticas neoliberales». Feminista de pensamiento y acción, la diputada ha sentido el techo de la desigualdad en el ejercicio de la política. Noemí asegura que las mujeres del Parlamento canario han hecho piña y se han apoyado «moralmente» sin importar su color político, «sobre todo las que somos portavoces y tenemos que enfrentarnos con una persona como Clavijo, que parece que no tiene nada inoculado el feminismo sino todo lo contrario, el machismo. Cuesta enfrentarse y hace falta que alguien te dé apoyo y no solo en tus filas políticas sino en otros partidos», sostiene.

Al final, Noemí llegó a la Barra remando con su paddle con bastante soltura. Y lo disfrutó.