Clara Lago y Dani Rovira vuelven a posar juntos

    Cargando reproductor ...
13/11/2019

Demostrando que la lucha por los derechos de los niños está por encima de todo, Clara Lago y Dani Rovira presumieron de buena relación en la entrega de premios del centenario de Save The Children y es que la pareja de actores estuvo entre los premiados por su labor con la Fundación Ochotumbao.

Además de la pareja, también hubo otros muchos premiados como fue el caso del pianista James Rhodes, Salvamento Marítimo, la ONG Fridays For The Future, Brago Gudbrandsson, la abogada Miriam González, la activista Maryam Ahmed y los diarios The Boston Globe y El Periódico.

CHANCE: ¿Qué significa para ti Save the Children?

Clara Lago: Preservar la infancia que es algo muy importante, al final esos niños y niñas que les arrebatan esa infancia, van a ser las generaciones del futuro que se van a convertir en los adultos que van a sostener todo este tinglado. Poder ser niños, tener la posibilidad, eso que nos viene dado en Occidente, me parece algo muy bonito y muy necesario.

CH: Hoy se recibe un premio, es un orgullo para vosotros.

C.L: Sí. Evidentemente pero al final agradecer este premio es agradecer todo el rato a Save the Children por lo que ellos hacen, nos han dejado formar parte de un cachito de lo mucho que hacen ellos. Es todo gratitud hacia ellos.

CH: ¿Significa para ti un antes y un después?

C.L: Sí, porque creo que hay algo de cuando estás en el terreno, lo que vives allí, por mucho que leas y veas documentales, no es lo mismo que cuando lo vives allí. Lo que más me impactó, más allá de lo duro que es ver la miseria tan de cerca, fue precisamente la luz que seguían teniendo como niños. Estaban súper dispuestos a jugar, a reírse, a ser niños, se les daba ese espacio para estar protegidos por organizaciones como Save the Children.

CH: Al ver el día a día de nuestro país, ¿cómo se siente una?

C.L: Nosotros en nuestro caso lo que intentamos fue lo que estaba en nuestra mano, recaudar fondos, dar visibilidad a esa noticia que no había tenido demasiada difusión por lo que sea y ese fue el principal objetivo. A nivel personal te hace relativizar mucho. Cuando ya te vas acostumbrando a tu día a día, comodidad, ese estado de bienestar en el que vivimos, es verdad que se van normalizando ciertas cosas. Es como todo, no puedes estar siempre comparándote con cosas tan ajenas porque al final siempre habrá alguien que esté en condiciones peores. Sí que viene muy bien para medir y bajar los pies al suelo.