Borrar
Risto Mejide y Laura Escanes contemplan acaramelados un atardecer en la isla de Menorca. Instagram
Embajadores de la 'dolce vita' balear

Embajadores de la 'dolce vita' balear

Gente al sol ·

Risto y Escanes llenan de almíbar Menorca mientras los Douglas, más discretos, se dejan ver por Mallorca

Arantza Furundarena

Sábado, 22 de agosto 2020, 23:17

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

«La cura para todo siempre es el agua salada: el sudor, las lágrimas o el mar». Lo dice Laura Escanes desde Menorca. Sin embargo, ella y Risto Mejide están vertiendo estos días tanto almíbar en esas transparentes calas menorquinas que a estas horas la isla debería estar ya rodeada de agua dulce... «Y te giras y me sonríes y ya me da igual todo lo demás», proclama el publicista junto a una imagen de su chica frente a un Mediterráneo turquesa. Bajo la consigna de 'Novios toelrrato', la pareja está difundiendo un acaramelado álbum de fotos estivales que son el vivo retrato de la felicidad conyugal, el perfecto manual de la eterna luna de miel... Que se adoran, se atraen, se miman y se lo pasan en grande nadie lo duda. Pero... ¿es necesario pregonarlo?

Pues parece que sí. Hay quien, además de necesario, lo encuentra muy conveniente. «Gracias, gracias por ser tan buenos embajadores de Ciutadella! Ni imaginas lo que nos ayudáis en estos días tan inciertos! He tenido unos clientes que decidieron venir de vacaciones por las fotos que colgasteis la última vez que estuvisteis», les dice una seguidora a través de sus redes sociales.

«¿Qué hago yo aquí? A veces, tanto Instagram, tanto aparentar o tanto postureo, tanta felicidad agobia un poco», reflexionaba Laura Escanes hace unas semanas. Ahora la 'influencer' ya puede presumir de haberle encontrado sentido al exhibicionismo telemático, una buena causa por la que seguir fomentando el postureo y la autoproclamación del nirvana... Porque, además del amor, ella y su pareja hacen patria y hacen caja para los hosteleros de la zona. Y eso, en los tiempos que corren, tiene un punto solidario.

El hombre del bañador

Otros que están haciendo mucho por las Baleares son los Douglas. En su caso, siendo fieles a Mallorca. Sin tanto alarde ni tanto empacho de mimos y carantoñas como los 'arriba firmantes', Michael Douglas y Catherine Zeta-Jones también contribuyen a promocionar los enclaves más idílicos de la costa mallorquina. La pareja y sus hijos, Carys y Dylan, llevan desde mediados de julio instalados en su fabulosa finca de S'Estaca, en la costa norte, al pie de la imponente sierra de Tramuntana, disfrutando de las transparentes calas que la rodean o alquilando un yate para desplazarse hasta el puerto de Sóller o el cabo de Formentor.

Pero el embajador balear por excelencia es Kyril de Bulgaria, que no en vano recibió el pasado agosto el título honorífico de 'Mallorquín de Verano' en la fiesta celebrada en la terraza de la legendaria suite 702 del hotel GPRO Valparaíso Palace, desde la que se domina toda la Bahía de Palma. Aquello fue hace un año y parece que hubiera pasado un siglo... No obstante, a pesar de la pandemia, el exmarido de Rosario Nadal continúa fiel a su isla, y en especial a Es Trenc, la cristalina playa turquesa que da nombre a la cotizada 'Flor de Sal' mallorquina. Allí, junto a su pareja actual, la británica Katharine Butler, se le puede ver practicando 'kite' o 'paddle surf'... Y es que, como él mismo dice con una mezcla de sorna y orgullo: «Soy el hombre más fotografiado en bañador del mundo».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios