Helen Lindes juntos a su madre, Norma. / instagram

Duro golpe para Helen Lindes días después de morir su suegro

Norma Lindes, la madre de la ex Miss España, falleció el pasado fin de semana en Lanzarote a los 83 años de edad.

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria

Sigue la desgracia en el matrimonio que forman Helen Lindes y Rudy Fernández. El pasado día 13 de mayo falleció el padre del internacional español, Rodolfo Fernández, a los 66 años de edad y este domingo ha muerto la madre de Helen Lindes.

«Helen Lindes lamenta profundamente el fallecimiento de su madre, Norma Lindes, a la edad de 83 años el día 22 de mayo en la isla de Lanzarote«, explicaba el comunicado de la agencia de representación de Helen Lindes. «Sus familiares quieren expresar su agradecimiento por todas las muestras de cariño que está recibiendo. Siempre estará con nosotros. Descansa en paz», continuó.

La modelo canaria ha querido hacer público su dolor a través de Instagram, donde publicó el siguiente mensaje en recuerdo a su madre:

Despedirse de una madre siempre es duro, y más aún si era una tan especial como la nuestra.

Como muchos sabréis, Norma no era una persona que pasara desapercibida. Tenía una personalidad arrolladora y un gran sentido del humor. Nos cautivaba a todos con sus historias y ocurrencias. Y es que le ha pasado de todo!!! Era imposible aburrirse con ella.

Fue una mujer fuerte y luchadora, no solo en estos últimos años, donde la enfermedad le ha hecho lidiar a diario con el dolor, sino durante toda su vida.

Fue una mujer valiente, adelantada a su época y emprendedora como pocas. Culta, decidida e inteligente. Nunca aceptaba un NO por respuesta. Gracias a ello consiguió ser su propia jefa en un mundo de hombres.

Pero a su vez era la persona más sensible y generosa que he conocido.

De ella he aprendido valiosas lecciones de vida que aplicaré en la educación de mis propios hijos. Ya que para mi fue la madre perfecta.

Gracias a ella he podido ser libre para seguir mis sueños. He amado las plantas y a los animales como si fueran un miembro más de la familia y sobretodo nunca he tenido miedo de empezar de cero, porque ella me enseñó a aprovechar cada oportunidad que se me ofrecía.

Ha sido la madre que quiero ser para mis hijos. Ha sido mi confidente, mi pilar, mi estrella polar.

Te voy a echar de menos cada día mamá, pero prometo que tus nietos sabrán la abuela tan maravillosa que han tenido.

Donde quiera que estés ahora, seguro que tendrás a papá a tu lado y le estarás poniendo al día de todo.

Te quiero mucho. Hasta siempre.