Britney Spears / RC

Las 'celebs' felicitan a Britney Spears por su libertad

La cantante ha elegido a Donatella Versace para que la vista el día de su boda

JOAQUINA DUEÑAS Madrid

Después de trece años si poder adoptar sus propias decisiones, bajo la tutela de su padre, Britney Spears recibió el viernes la mejor de las noticias: La jueza Brenda J. Penny de Los Ángeles daba por cumplida la tutela de la artista y esta recuperaba las riendas de su vida. Mientras sus seguidores, concentrados a las puertas del Tribunal, se desataban en cánticos, vítores y abrazos por el triunfo del #FreeBritney, sus amigas y compañeras de profesión la felicitaban. Desde Cher, que ha exclamado «¡Britney ya es libre!» en Twitter hasta Lady Gaga, que escribía en la misma red social: «He amado a Britney Spears durante toda su carrera. La admiré, admiré su fuerza; empoderó a mucha gente y todavía lo hace. No podría estar más feliz por ti hoy. Nunca has merecido lo que te pasó».

No podían faltar en estas felicitaciones su gran amiga desde 2006. La rica heredera publicó una antigua imagen de ellas dos juntas en Instagram con el texto: «Estoy tan feliz de que finalmente haya llegado este día. Este momento está tan retrasado. ¡Britney Spears finalmente es libre! Eres el alma más resistente, amable e inspiradora. ¡Todos te amamos tanto! ¡Tus mejores días están por llegar!», auguraba la it-girl que se ha casado este fin de semana. Precisamente casarse con su prometido Sam Asghari es uno de los sueños que por fin podrá cumplir la cantante estadounidense y para ello ya ha decidido que el diseño lo hará otra de sus grandes amigas, Donatella Versace. La diseñadora subía una foto en la que aparecían juntas y escribía: «Mi corazón te sonríe, Britney. Felicitaciones por tu recuperada y merecida emancipación». Ellas y otras muchas son las voces populares que han apoyado el movimiento #FreeBritney y que no han dudado en congratularse con triunfo legal como la rapera Missy Elliot, la actriz Jameela Jamil, la directora Mia Farrow o la cantante Courtney Love.