Borrar
Baltasar Garzón y Dolores Delgado, en una imagen de archivo. EP
Caballos, flamenco y diseños italianos en la boda de Baltasar Garzón y Dolores Delgado

Caballos, flamenco y diseños italianos en la boda de Baltasar Garzón y Dolores Delgado

La pareja se ha dado el 'sí, quiero' en la finca del torero Enrique Ponce, La Cetrina

Joaquina Dueñas

Domingo, 12 de mayo 2024, 16:17

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Después de tres décadas juntos y de haber formalizado su relación el pasado diciembre ante notario, Baltasar Garzón y Dolores Delgado han celebrado su enlace por todo lo alto en la finca del torero Enrique Ponce, La Cetrina, en Jaén, la tierra natal del juez. Un enclave de 900 hectáreas con plaza de toros y una hacienda principal de 420 metros cuadrados distribuidos en tres plantas, con capilla y bodega, que se alquila por 5.000 euros al día. La profunda amistad que une a los novios con el suegro del Torero, Federico Soria, padre de Ana Soria, seguro que ha sido un aliciente para elegir este escenario para su enlace con sabor andaluz en el que no han faltado los caballos ni el flamenco.

Después de una preboda el viernes, el sábado a las 19:00 horas llegaba el momento más esperado. El jurista esperaba a su pareja con un traje de chaqueta oscuro de diseño italiano flanqueado por dos corceles de pura raza española. Ella llegaba puntual, vestida con conjunto blanco de chaqueta y falda larga, también de firma italiana. Un detalle que la pareja confirmó durante la celebración del 18 aniversario de 'El Intermedio', programa conducido por su amigo El Gran Wyoming. Allí dieron también otras pinceladas sobre el gran evento: «Va a ser una ceremonia tranquila, íntima, con nuestros amigos y familiares, en nuestra tierra, que es la mía», dijo Garzón. «Vamos a divertirnos con la gente que queremos. En la distancia corta nos reímos y somos próximos», comentó la exministra.

Y tanto que lo hicieron, con una ceremonia nada habitual en la que recrearon una suerte de juicio con los invitados como jurado de excepción. La primera en hablar fue María, la hija mayor de Baltasar Garzón, que defendió la idoneidad de su padre para casarse con Delgado. Después llegó el turno de los hijos de la novia, que también argumentaron lo adecuado de su madre para ser la esposa del jienense. Tras ellos, los testigos, Federico Soria, abogado penalista almeriense además de suegro de Ponce, y el juez de la Audiencia Nacional, Fernando Andreu.

Un acto muy especial que tuvo como banda sonora piezas clásicas de Mozart, Bach y Vivaldi, pero que también hizo un guiño a la memoria histórica cuando Álex Ortiz interpretó la canción 'Las 13 rosas' para poner el broche a la ceremonia tras las emotivas palabras de compromiso de los novios.

Entre los asistentes, numerosos miembros de la judicatura española, como el magistrado de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz con su esposa, la abogada Elena Hormigos; el fiscal jefe del mismo órgano judicial, Jesús Alonso; la teniente fiscal Marta Durántez; el fiscal jefe de Ciudad Real, Miguel Ángel Carballo; el primer fiscal jefe de la Corte Penal Internacional, Luis Moreno Ocampo; o el magistrado en excedencia del Tribunal Supremo Joaquín Bernaldo de Quirós. No faltaron representantes de la cultura como Pilar del Río, viuda de José Saramago; Miguel Muñoz Calero, economista fundador de La Jaula de Gatos; o el cantante Miguel Poveda, que también amenizó la velada. Aunque hubo menor representación de exministros socialistas de la esperada, contaron con la presencia de uno de los pesos pesados, Carmen Calvo, actual presidenta del Consejo de Estado.

A buen seguro, los fastos habrán hecho olvidar a los contrayentes los sinsabores de los últimos días, cuando el Tribunal Supremo anulaba el nombramiento de Delgado como fiscal de Sala de Derechos Humanos y Memoria Democrática y el ministro de Cultura, Ernest Urtasun, suprimía el Premio Nacional de Tauromaquia, disciplina de la que Garzón es un gran aficionado.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios